Últimas Noticias:
Loading...

Hay que dignificar el ejercicio de la política

Share on Google Plus


Opina Norberto Íñiguez

7 días.-  Para Norberto Venegas Íñiguez, que fuera Secretario del Ayuntamiento de Tepatitlán, las instituciones políticas tienen una imagen desgastada y es necesario volver a dignificar el ejercicio público a fin de que la comunidad vuelva a confiar en dichos organismos.

En entrevista concedida a 7 días, Venegas Íñiguez señaló que es necesario re-dignificar el ejercicio o la práctica de la política, pues es algo que ya está muy desgastado y restaurar su imagen se lograría fortaleciendo las instituciones por parte de los que tienen algún cargo público.

“Yo creo firmemente en que la mejor manera de sacar adelante nuestra sociedad o de mejorar las condiciones de nuestro Municipio es meternos a fortalecer nuestras instituciones, tanto las gubernamentales como las no gubernamentales”, explicaba el joven político.

También refirió el funcionario con licencia que al ser él originario de una delegación municipal de Tepatitlán, sabe de primera mano lo que ésta requieren para su desarrollo, así como las comunidades rurales en general de los municipio.

En su opinión, las delegaciones y poblados alejados de la cabecera municipal no siempre cuentan con los recursos necesarios para desarrollarse y es más complicado para sus habitantes la vida en ese lugar que para alguien que vive en la ciudad.

“Ahí la idea sería meternos en un trabajo de coordinación y darle más facilidad a los Delegados para el ejercicio de los recursos y la toma de decisiones. Y que se metan en el trabajo directo con la sociedad.” Refirió.

También señaló Norberto Venegas que los partidos políticos pueden hacer mucho por la comunidad, aún si no ocupan el poder en un momento dado o no son tiempos electorales y para muestra refirió que en el tiempo que él estuvo al frente de una organización política, se ofrecieron talleres a alrededor de 40 colonias del municipio para que las amas de casa aprendieran un oficio, lo cual fue muy exitoso, además de formar durante mucho tiempo a varios equipos de fútbol, donde se apoyó a sus integrantes con facilidades para usar canchas donde entrenar y jugar, arbitraje y trámites para pertenecer a una liga.

“Esto les permitió jugar y de otro modo son chavos que estarían a lo mejor desocupados en las calles”, finalizó Norberto.

You Might Also Like

0 comentarios