Últimas Noticias:
Loading...
,

Tradición y ritual de Semana Santa

Share on Google Plus


• Misa Crismal 2015 y despedida del Obispo de Cañadas, Leopoldo González

Por Oscar Maldonado Villalpando

Al instante de la Consagración, como murmullo creciente y alegre, como canto de ángeles, sobre las arcanas bóvedas de la catedral, las campanas abrieron las compuertas de su canto, desataron su silencio inundando el sacro recinto de melodías celestes. Era una cascada refrescante de Primavera, de renuevos de Pascua, perfume de jazmines.

Y es que la catedral tapatía, este 2 de abril de 2015, a las 10 de la mañana, recibía la piedad de los fervorosos fieles, de los amados sacerdotes, del Pastor Diocesano para considerar y vivir estos maravillosos misterios del Señor Jesús: La Eucaristía, El Sacerdocio, finos regalos del amor.

Tiempo de azahares

Con sorpresa los sacerdotes que llegaban a la catedral escuchaban voces inusitadas, voces en el reglamentario e insondable silencio de las sublimes naves. Eran voces amigas, eran felicitaciones de un animado grupo de jóvenes brindando cariño a los sacerdotes.

Saludos, abrazos y felicitaciones entre compañeros. Las campanas volando por el cielo tapatío, tres veces, anunciaban y llamaban a oración, a misa. Al fin la abrazadora melodía del órgano majestuoso, anunciaba la procesión inicial con los diáconos, los sacerdotes festejados en este día, los que cumplen 25, 50 o 60 años de ordenación, luego el Cabildo catedralicio, los comedidos servidores de esta misa rodeando al Señor Cardenal, que afable iba saludando y felicitando a los Presbíteros cercanos a su paso.

Es día de recomenzar, de renovar el Sacerdocio. Es día para estrenar los sacramentos y así se hizo. Levantando su mano aquel gran cuerpo presbiteral, a una voz, dijo y prometió, y cada sacerdote confesó su deseo de seguir sirviendo al Señor, en el Pueblo fiel, en la Santa Iglesia.

Exigencia y retos de la fraternidad

Haciendo una pausa en los grandes temas de este día, el Señor Cardenal dio su mensaje en estas dos direcciones: La Fraternidad y El VI Plan de Pastoral.

Debe reinar el respeto, la consideración y el diálogo entre hermanos. El rumor y la crítica no son propios del cariño y adhesión sacerdotal. Antes que nada está el diálogo que cura. Se debe buscar el bien del hermano y hacer a un lado actitudes desleales.

El Plan de Pastoral nos ha de unir para dar una respuesta eficaz a nuestro llamado. Es fruto y aportación de toda la Iglesia Diocesana, es camino para todos.

Solemnemente, el Secretario Canciller, leyó el Decreto de Promulgación del VI Plan de Pastoral para la Iglesia de Guadalajara.

Enseguida el Secretario Adjunto de La Vicaría de Pastoral, Monseñor Rafael Hernández Morales, dirigió la entrega del Libro a un grupo de Agentes representativos de la Pastoral Territorial, Vicario, Decano; a la Pastoral Funcional, representante de Comisiones, a los religiosos y a los laicos representados por una familia.

Sentido adiós al que se va

El Excmo. Señor Obispo don Leopoldo González fue llamado al frente, lado del Señor Cardenal, quien manifestó la gratitud por todo el ministerio sacerdotal y episcopal del Señor Obispo a esta Iglesia de Guadalajara y auguró un ejercicio exitoso en su nueva encomienda como Obispo fundador de la Diócesis de Nogales. ¡Muchas gracias, Felicidades, Enhorabuena! Estrechando sus manos se dieron la despedida, el Señor Leopoldo recibió contento y en silencio, el aplauso efusivo de todos los presentes. D. Leopoldo es originario de Los Altos, nació en el Rancho Cerro del Mirador, de Cañadas, fue enviado al Seminario por el Sr. Cura Manuel Rivera y el P. Francisco Castañeda, a quienes profesa el Obispo una inmensa gratitud.

La bendición del Pastor descendió sobre la asamblea, y al retirarse, el señor Cardenal felicitó al grupo de jóvenes que brindaban su apoyo a los sacerdotes en este su día. Los participantes fueron buscando el camino de regreso luego de esta confortante vivencia de fe. A la salida se ofreció el libro del VI Plan, tarea que nos espera.

You Might Also Like

0 comentarios