Últimas Noticias:
Loading...
,

Niñas del Morelos se trajeron la copa

Share on Google Plus



De Irapuato

Por María Luisa Velázquez Iñiguez.

Una hermosa fiesta de la juventud. Gran jornada llena de alegría y emociones se vivió en la ciudad del Irapuato del 22 al 26 de abril de 2015. Ahí se dieron cita varias delegaciones de todo México donde hay escuelas Maristas. De Tijuana, Nuevo Laredo, Orizaba, Monterrey, Morelia, el D. Federal; de Jalisco representaron Tepatitlán, Cocula, Zapopan y Guadalajara. Estos juegos son a nivel secundaria.

El día 22, por la noche fue la inauguración. El Presidente Municipal dio la patada inicial y realizó la declaratoria inaugural del CODEMAR. Festival folklórico y fuegos artificiales. El jueves 22 iniciaron los partidos de grupo: El Colegio Morelos, por la mañana, ganó 4 a 0 a Aguascalientes, por la tarde venció a San Luis con idéntico marcador. El viernes se enfrentaron a Monterrey, ganaron 1-0. Por la tarde la lluvia se interpuso y causó modificaciones. Para el sábado iniciaron los cuartos de final, Tepatitlán dio cuenta del Colegio Roma de México 9-0. Por la tarde, en semifinales, se enfrentaron a Querétaro y le ganaron 4 -0.

Emotiva final entre equipos de Jalisco

El Colegio Morelos venía por todo. A las 9 de la mañana inició la gran final contra el Colegio Cervantes de Guadalajara que cuenta con una gran trayectoria. Pero las jugadoras de Tepa impusieron su calidad y su espíritu de equipo, aunque en el juego varias fueron lastimadas. El marcador se fue dando a favor de las jugadoras de Tepa. Señal de la intensidad de la lucha fue que se tuvo que marcar un tiro penal, casi a término del partido a favor del Morelos, que fue consumado perfectamente. Así el marcador terminó 4-0. En los seis partidos anotaron 24 goles, manteniendo su meta invicta.

Por otra parte, el equipo varonil no pudo avanzar con éxito. El campeón, en esa rama, fue el Colegio Cervantes Bosque de Guadalajara.


Ahí mismo se efectuó la premiación a los ganadores. El Director del Colegio Pedro Martínez Vázquez, hermano Rodrigo, agradeció la participación y la generosidad de los anfitriones que hospedan a los alumnos. Puso en alto los valores Maristas: “La constancia que Marcelino manifestó en todo lo que realizó durante su vida, a pesar de las muchas dificultades, es un ejemplo para nuestras vidas. Todo a Jesús por María. Todo a María para Jesús”.

You Might Also Like

0 comentarios