Últimas Noticias:
Loading...
,

El agradecimiento

Share on Google Plus


Por el padre Miguel Ángel
padre.miguel.angel@hotmail.com

Un niño que aprendió en la escuela a hacer cuentas, le escribió a su mamá: “Por ir a tirar la basura: $10.00; por barrer el patio: $10.00, por ir por encargos a la tienda $20.00. Mamá, me debes $40.00”. La mamá leyó el recado, tomó otro papel y escribió: “Por hacerte la comida 8 años: $0.00, por lavarte y plancharte 8 años: $0.00, por cuidarte día y noche cuando estabas enfermo: $0.00. Me debes $0.00”. 

El niño leyó la cuenta y preguntó: “Mamá, ¿Pr qué a todo le has puesto $0.00?” Respondió la madre: “Porque una mamá hace todo por su hijo gratis. Pero espérame, voy por tus 40 pesos.

“¡No, mamá, no me des nada! Tu cuenta es mucho más grande que la mía”.

Suele suceder que los niños quieran cobrar a sus mamás por los quehaceres que desempeñan en sus casa, pero al fin de cuentas reconocen que salen debiendo por tantos favores recibidos.

De la misma manera nos sucede a todos cuando queremos cobrarle a Dios por las buenas obras que vamos haciendo a lo largo de nuestra vida y se nos olvida que en vez de cobrarle debemos siempre vivir agradeciéndole tantos y tantos favores que nos concede todos los días.

Yo recuerdo que mis padres me enseñaron desde niño a saber levantarme dando gracias al buen Dios por permitirme despertar con vida y lo mismo cada noche, rezar dando gracias por haber podido terminar el día. Ojalá todos seamos muy agradecidos.

You Might Also Like

0 comentarios