Últimas Noticias:
Loading...
,

La razón de la sin razón

Share on Google Plus



Según Cervantes, el ingenioso hidalgo Don Quijote se volvió loco leyendo libros de caballería y tratando de entender frases como la que encontró en uno de ellos, de Feliciano de Silva: La razón de la sinrazón que a mi razón se hace, de tal manera mi razón enflaquece, que con razón me quejo de la vuestra hermosura.  Con estas y semejantes razones -agrega el más grande de la literatura española- perdía el pobre caballero el juicio y desvelábase por entenderlas y desentrañarles el sentido, que no se lo sacara ni las entendiera el mismo Aristóteles si resucitara para sólo ello.

A riesgo de que me pase lo mismo (de perder el juicio como Don Quijote), quiero hablar hoy acerca de lo que entiendo por la razón de la sin razón, o quizás sería mejor decir la razón de la cerrazón. Antes debo decir que me parece que todo en este mundo está mal repartido, excepto una cosa: la razón. Está mal repartida la riqueza, la tierra, la inteligencia, la salud, la belleza, todo, excepto la razón. Jamás he escuchado a alguien quejarse de que le falta razón, todo mundo cree tener la razón, y no poca, no una parte, sino toda la razón.

Hasta los fanáticos, cuyo fanatismo, se supone, les impediría razonar, tienen o creen tener la razón, su razón. Fanático, según el diccionario, es aquel que defiende con tenacidad desmedida y apasionamiento sus creencias u opiniones, sobre todo religiosas o políticas. La pasión es la perturbación o afecto desordenado del ánimo, de manera que el apasionamiento dificultaría el razonamiento. También lo define el diccionario (al fanático) como alguien preocupado o entusiasmado ciegamente por algo. Y alguien así no está en posibilidades de razonar, no adecuadamente por lo menos.

Sin embargo los fanáticos a los que me voy a referir tienen su propia razón: La razón de la sin razón, como se llama una novela de Benito Pérez Galdós que transcurre en Ursaria, una ciudad imaginaria poblada por demonios y brujas empeñados en restablecer el caos con el triunfo de la sinrazón y la mentira. De esos quiero hablar.

Mire usted. La medida que tomó el martes el gobierno del Estado de Oaxaca, animado, apoyado y empujado por el gobierno de la República que encabeza Peña Nieto, para quitarle a la CNTE el poder en esa Entidad, porque sólo debilitándola y si es posible anulándola de esa manera se podrá poner en marcha la Reforma Educativa en todo el país; y porque la Presidencia necesita dar un golpe de autoridad espectacular, que le permita rescatar un poco de la imagen que ha perdido con los últimos acontecimientos, en los que parece que todo le sale mal: la economía (los precios del petróleo, Grecia…), la depreciación del peso, la fuga del Chapo, el arranque de la inversión privada que se esperaba con la reforma energética, todo; lo que se intenta en Oaxaca, repito, es objeto de aprobación y aplauso de por lo menos 99 de cada 100 mexicanos.

Sin embargo y por increíble que parezca, hay quienes se oponen, condenan, ofenden, insultan, ponen el grito en el cielo y exponen su razón, la razón de la sin razón, o más propiamente dicho la razón de la cerrazón. No razonan, pero creen (como todo mundo) tener la razón. Esto lo puede usted comprobar en los comentarios que dejan los fanáticos al pie de las notas o columnas alusivas al tema de la desaparición del IEEPO en Oaxaca.

Mire usted: al pie de una columna de Loret de Mola -para no buscar en muchas otras columnas y notas-, alguien llamado Alonso Quijano escribió: “Ya es necesario marcarle un alto a la mafia magisterial”. Y de inmediato le contestó un fanático, o fanática, no sé si será hombre, mujer o quimera, pero se hace llamar Molly MaRe quien anotó: “Alonso Quijano, por lo visto tú haz de ser un parásito del gobierno (¿como los maestros que cobran por dar clases sin trabajar?) y no te das cuenta que la CNTE lo que está haciendo es defender sus derechos (¿su derecho a no trabajar?) y en lugar de criticar a lo p... deberías ir a una granja para hacerte de un producto de gallina y unirte para no dejar que el gobierno corrupto y dictador haga lo que ya está haciendo, privatizar todo y dejar sin empleo a los mexicanos (bonito empleo de aviadores y vándalos, cobrando sin dar clases, bloqueando, destruyendo, incendiando…), ya privatizó los servicios médicos, IMSS, ISSTE (ah chingá, a qué horas que ni cuenta me di), y ahora lo quiere hacer con la educación (y dale con ese pinche cuento, es su caballito de batalla, su bandera, inexistente, pero para un fanático que no razona cualquier rumor en las redes es la verdad), seguro tú no trabajas o estás enfermo del cerebro que no te das cuenta de la realidad.

¡Impresionante!, el fanático irracional que parecería que vive en otro planeta o en la luna, diciéndole a otro que no se da cuenta de la realidad…

Samuel López opina ahí mismo: “Todo el poder del cartel de Los Pinos contra los maestros. 1.- El PRI se ha perpetuado en el poder durante más de 80 años valiéndose de la ignorancia y la pobreza de la gente, ¿ustedes creen que le interese la educación?, son lobos con piel de oveja. (¡Ándale!, un fanático evangélico). 2.- El PRIAN durante más de 80 años ha utilizado la mentira y el atole con el dedo para hacer trampas y engañar al respetable, para eso se necesita que el pueblo esté bien domesticado por Televisa, con Laura Bozzo y la Corcholata Carmen Salinas. 3.- Una prensa bien maiceada y bien portada, Carmen Aristegui (por supuesto) la víctima de esa dictadura; el vocero de EPN Eduardo Sánchez, el mismo que fue a Oaxaca a imponer los designios de Los Pinos, fue involucrado en el despido de la periodista Aristegui. 4.- La soberanía de Oaxaca vulnerada al obligar a su gobernador a sus caprichos, gobierne bien o no, fue electo por el pueblo soberano de Oaxaca, y ahora su intromisión e imposición por el poder mafioso de Los Pinos. 5.-Oaxaca está sitiado por todo el Ejército, mientras Carlos Salinas se está robando el petróleo (¡uf!), el país se cae en pedazos, EPN impone récord de devaluaciones, la economía 100 mil % frente al dólar (que alguien le explique a éste lo que pasa en el mundo, aunque dudo que lo entienda), desde Luis Echeverría (órale) a la fecha del cumpleaños del pastel y el México caído”.


Hay mucho más, esto es sólo una muestra de que todo mundo tiene o cree tener la razón, en este caso la razón de la sin razón.

You Might Also Like

0 comentarios