Últimas Noticias:
Loading...
,

Causan molestias obras del estadio Tepa Gómez

Share on Google Plus



• Se suman a las irregularidades en torno al nuevo equipo de segunda

7 días.- Vecinos de la calle J. Cruz Ramírez están padeciendo la modernización del estadio Tepa Gómez, pues a diario pasan camiones cargados con tierra, la cual riegan por la vía pública y ensucian todo a su paso, sin mencionar el ruido que hacen las máquinas pesadas en las labores de construcción.

Vecinos de la mencionada calle, como Ricardo Franco, mencionó que prácticamente todos los días salen camiones cargados con tierra de lo que era el estadio Tepa Gómez, ubicado en la unidad deportiva Morelos, dejando una estela de polvo y barro a su paso y ensuciando tanto vehículos estacionados, casas y a los mismos transeúntes.

En un recorrido hecho por la zona se pudo ver que la recién pavimentada calle J. Cruz Ramírez está cubierta por una gruesa capa de tierra endurecida, aunque también de polvo rojo y que con el paso de los vehículos la suciedad se deposita en los automotores estacionados y casas aledañas.

Y es que los camiones cargados con tierra que salen de la obra, además de salir rebosando de dicho material, van sin la debida protección, lo que provoca que vayan ensuciando todo lo que encuentren a su paso.

Los vecinos que durante meses padecieron las obras de la pavimentación de la calle J. Cruz Ramírez, ahora tienen que ver forzosamente como dicha vialidad, pese a que todavía está nueva, tiene mal aspecto por tanta tierra suelta y que causa incomodidades tanto a propios como extraños.

Recientemente el estadio Tepa Gómez fue cedido a un empresario con la promesa de éste de hacer un nuevo recinto deportivo, moderno y de mayor capacidad y con la intención de albergar a un equipo de Segunda División y de esta manera el municipio vuelva a tener un equipo en esta categoría, como hace unos 20 años cuando un equipo tepatitlense jugaba de manera profesional y recorría gran parte del país para jugar contra equipos de otras ciudades.

El acuerdo incluye además la entrega en comodato del equipo Tepatitlán de Tercera División al empresario Miguel Alejandro Miranda Pérez, por lo que la administración de dicho cuadro pasó de manos del ayuntamiento a la iniciativa privada, con la condición de que no cambie de nombre ni de colores y siga formando a jóvenes tepatitlenses en este deporte.

El Tepa de Tercera sería filial de el de Segunda, cuya base sería un equipo de San Luis Potosí que actualmente juega en ese circuito.

Sobre el origen de dicho equipo de segunda división, anteriormente había un equipo llamado Club Deportivo Los Altos, que jugaba en Yahualica y del cual había trascendido que lo mudarían a Tepatitlán con el fin de atraer más aficionados y generara más ganancias a sus propietarios, sin embargo el traslado no se concretó y la franquicia al final fue vendida a gente de San Luis Potosí, de donde vendría a Tepa ya que esté concluido el estadio.

Para que el municipio de Tepatitlán otorgara en comodato el equipo de Tercera División, se condicionó que se instalara en la ciudad un equipo de Segunda y el mejoramiento del estadio a un grupo de empresarios, presuntamente ex dueños del Deportivo Los Altos que jugaba en Yahualica, pero para cumplir con todas las cláusulas, se hicieron adéndums al contrato de comodato que autorizaron los regidores a fin de recorrer a otros empresarios, los de San Luis y que estos devolvieran el equipo a Jalisco.


Estas y otros aspectos todavía no aclarados son el entorno del nuevo equipo de segunda división de Tepa y su estadio que causa molestias a sus vecinos.

You Might Also Like

0 comentarios