Últimas Noticias:
Loading...
,

Necesitamos contratar 60 policías: Hugo Bravo

Share on Google Plus


Hay un alto déficit

• El municipio debe prevenir delito, no puede combatirlo

• Trabajadores corridos, un riesgo para finanzas públicas

• Todos en la presidencia deben atender con una cara amable

Primera de dos partes

Por Alejandro González Ontiveros.- Hugo Bravo Hernández, aparte de designar oficialmente sus primeros colaboradores, también comienza a detectar las necesidades más apremiantes del ayuntamiento y el municipio y planea las acciones que habrá de emprender la nueva administración para subsanar las carencias. El origen de muchos problemas está en el mismo personal municipal o su falta de él.

El médico de profesión, que gobernará bajo las siglas de Movimiento Ciudadano a Tepatitlán, ya nombró su equipo de comité de entrega-recepción y afirma que ya han sostenido algunas reuniones con las actuales autoridades municipales y las primeras conclusiones que se desprenden es que hay que contratar más elementos policiacos, pues hay un alto déficit de oficiales, lo cual se resiente en las calles que cuentan con poca vigilancia.

“Me ha llamado mucho la atención el número de vacantes que hay en la policía, hay 60 plazas vacantes de policías y es un número muy alto, lo que incide en la atención que se le da a la población”, señala Héctor Hugo de entrada.

El próximo alcalde agrega que una de las primeras tareas que habrá que resolver es la de contratar esos policías que hacen falta y se planea completar la plantilla en los primeros dos meses de administración, con elementos que sean de Tepatitlán y con mejores condiciones de trabajo.

Pese al número tan elevado de policías faltantes y a la connotación negativa que carga dicho oficio, Bravo Hernández confía en que muchas personas o incluso ex oficiales, deseen formar parte de la corporación, pues promete que habrá una nueva manera de trabajar en la comisaría.

Los últimos números oficiales dados a conocer por las actuales autoridades, a principios de la administración, hablaban de que había entre 120 y 130 elementos policiacos, una cantidad ya de por sí insuficiente para el tamaño de la población del municipio, por lo que el dato de 60 vacantes indicaría que en lo que va del trienio la policía ha perdido a la mitad de sus oficiales por distintas razones.

Sobre el origen del aumento de los delitos, sobre todo relacionado con los del crimen organizado, el médico atribuye a que los gobiernos anteriores de todos los niveles han dejado que crezcan este tipo de ilícitos con malas estrategias. Para el futuro alcalde, los municipios deben poner su parte previniendo el delito y el combate a los grandes capos de la droga debe quedar en manos de instancias federales.

Sin embargo el combate frontal -desde su punto de vista- no acabará con todo el problema, pues lo principal es la prevención. Hugo Bravo señala que todo este problema del narco y la violencia que lo acompaña se genera en las adicciones y la necesidad de surtir ese mercado ilícito y que hasta ahora ningún gobierno ha intentado de forma intensa erradicar y desalentar el consumo de sustancias prohibidas y no como ahora, que se combate la siembra y distribución.

El problema de los trabajadores despedidos

Bravo Hernández también avisora un gran riesgo a las finanzas municipales con los empleados despedidos y aunque dice no tener el número exacto de trabajadores que han sido dados de baja y que podrían exigir su restitución o en su caso demandar al ayuntamiento, se da una idea de lo que podía costar al municipio cada caso de este tipo, pues tan solo en dos laudos en sendos casos, las actuales autoridades deberán pagar casi un millón de pesos, por lo que el riesgo de “sangrar las finanzas” es muy alto.

Para esto y tras lo que se encuentre en las reuniones del comité de entrega-recepción, las nuevas autoridades ya planean ver caso por caso y tratar de llegar a acuerdos con los empleados despedidos, ya sea que los vuelvan a contratar o que se acuerde en el pago de salarios caídos y otras remuneraciones a cambio de no llegar hasta los tribunales y que al final haya que pagar millonarios laudos.

Esto se ha desprendido de las primeras reuniones y Hugo espera llegar a un buen entendimiento con las autoridades salientes y que haya coordinación para una transmisión tersa de poderes y por lo pronto no se han encontrado con sorpresas como ocultamiento de datos o destrucción de los mismos, como sucedió hace tres años, aunque el médico confiesa que las revisiones apenas han comenzado y no se puede descartar que se hallen anomalías.

Todos los empleados serán evaluados

Y si bien se planea que haya un ambiente de armonía al interior del ayuntamiento y posibles mejoras a las condiciones laborales, Hugo Bravo adelanta que las evaluaciones serán aplicadas a todos los empleados cada tres meses y el que no pase dicha revisión será removido o cambiado a otro puesto.

“Queremos que le echen ganas, que tengan una cara amable para toda la gente que acude a la presidencia; si una secretaria atiende de mala gana a la población, quizás no la corramos, pero sí la cambiaremos a un rincón donde solamente se dedique a sacar copias. Necesitamos que todos se comprometan, no queremos alguien que solo vaya a firmar su hora de entrada y luego se salga a atender asuntos personales, queremos gente de tiempo completo y los que no rindan pues no tendrá cabida en la presidencia”, aseveró el médico.


Segunda parte: Su relación con los futuros regidores y la relación con Nena de Anda.

You Might Also Like

0 comentarios