Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Cierre

Share on Google Plus



Todo por servir se acaba...

 Aunque podríamos dedicar este espacio para comentar sobre los nuevos funcionarios, que la gran mayoría causaron sorpresa, no, no escribiremos de ellos, ya tendremos tres años para abordar asuntos relativos a ellos.

 Esta columna va dedicada a esas y esos que este fin de semana cierran su ciclo, por lo menos en Tepa.

 Va para aquellos quienes, en consciencia, sí hicieron su trabajo, cobraron su sueldo y desquitaron hasta el último de sus cheques.

 También va para aquellos, ellas y ellos, quienes se hicieron de riqueza inmoral, que llevan manchado su patrimonio con cochupos, con beneficios, con contratos, con “moches”, con pretextos, con familiares basificados.

 Para ellas y ellos que siendo miembros de un partido, de una ideología, la cambiaron para seguir ganando un sueldo, tener un privilegio.

 Para ellas y ellos que, sin militancia, simularon ser o pertenecer a una corriente, a un grupo, a un movimiento, para arropar raterías, prerrogativas insanas, permisos indecentes.

 Esta columna va dedicada a ellas y a ellos.

 Se acabó. Se lo acabaron.

Después de varias décadas de esperanza en la democracia bipartidista, sustentada en antipriísmo, y tras el desencanto de la alternancia,  Tepatitlán decidió un cambio. Empujados por el hartazgo, la mayoría decidió cerrar una etapa.

 A quienes impulsaron la democracia, ¡Gracias!

A quienes manipularon la alternancia, ¡Suerte!

A quienes se creyeron indispensables, ¡Adiós!

A quienes son auténticos, ¡Adelante!

Con el proceso electoral del año 2015 se rompieron paradigmas. Tepatitlán, harto de encontrar lo mismo, fuera azul o tricolor, optó por lo naranja. Pero no por el color en sí, sino para cambiar todo. Quien no entienda ese mensaje, que acuda al especialista de la psiquiatría.

 Con esta semana, no sólo se cierra una etapa bipartidista. Se jubila a una camada de políticos (servidores o inservibles). Se cierran las puertas a muchos. Se les manda a la banca a varios. Se expulsa a otros.

 Si algo les dejó la experiencia de gobernar a este pueblo, esperamos que sea astucia para entender los mensajes: No más de lo mismo.

 Y ese cierre de época, la deben también entender los “nuevos” funcionarios. La gente no quiere más de lo mismo, ni en la forma ni en el fondo.

 Esta semana pues, es de cierre. De clausura, de partidos, de ideologías, de clanes y dinastías.
Se acabó.

Están acabados.

You Might Also Like

1 comentarios

  1. Excelente articulo Ramon. Se les acabó la chiche...a trabajar como todos los mortales.

    ResponderEliminar