Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Inmigración

Share on Google Plus



El problema de la inmigración ilegal en Europa no es de unos días para acá, vaya, ni siquiera tiene unos meses o unos años, tiene varios, diez o más, pero curiosamente se hizo notorio con lo de la foto de un niño muerto a la orilla de la costa de Turquía.

Los chairos y dizque intelectuales culpan a los insensibles gobiernos europeos de que tanto inmigrante de Medio Oriente y el norte de Africa mueran cuando cruzan el mar mediterráneo y de paso le recuerdan a las autoridades mexicanas el hecho de que acá en el país mucho centroamericano muera en su travesía hacia Estados Unidos...

No veo yo por qué tienen la culpa los gobiernos europeos cada vez que un sirio o libio muere en altamar o por qué el gobierno de México es culpable cuando un hondureño o salvadoreño pierde la vida al ser descuartizado por un tren o a manos de sicarios del crimen organizado. Nadie culpa a EU cuando un balsero cubano muere ahogado a unos pocos kilómetros de la costa de Miami.

Es penoso, eso que ni qué, que un inmigrante muera de esta manera, sobre todo por el drama económico y familiar que ya carga a cuestas al salir de su país, ya sea por la guerra, la delincuencia o la falta de oportunidades en su tierra...

Pero no tienen la culpa los países por donde transitan estas personas en pena, que mueran en tránsito y no se le puede culpar a tal o cual gobierno de ello. La decisión de migrar la orilla ciertamente un gobierno local ineficiente, donde nada tiene que ver la autoridad de otros lados.

Claro que podría hacerse mucho más por cuidar la integridad del inmigrante y por lo menos procurarle lo básico si no es ese el país donde el que busca refugio busca asentarse.

Y qué decir de México, donde el centroamericano sufre todo un calvario a lo largo del país. Aquí sí hay mucho que hacer y pocos lo hacen; tal vez en Europa sea la misma situación aunque no nos enteramos, pero lo importante es lo que pasa en este lugar.

La inmigración pues, es un fenómeno mundial y en todos lados hay gente que se quiere ir para otro lado, por las buenas o por las malas, con o sin dinero y con papeles en regla o no.


Podría ser muy difícil intervenir en un país en guerra o hambruna, para arreglar esas situaciones y detener o disminuir la migración, pero pienso que aplicando unas pequeñas medidas y un poco de humanismo, aquellos que transiten por un lugar extraño buscando algo mejor, podría recibir una mejor cara de parte de los locales y no solo abusos, extorsiones y muerte.

You Might Also Like

0 comentarios