Últimas Noticias:
Loading...
, ,

El sueño de un río sin malvivientes

Share on Google Plus


Por Fabiola González Ontiveros
@fabybolita

Probablemente sea muy iluso de mi parte, pero sueño con el día en que se pueda caminar tranquilamente a la orilla del río de Tepa, como en aquellos lugares emblemáticos del mundo en que los ríos atraviesan la ciudad o una parte de ella y hay cafecitos y puestos de comida en los que uno se puede sentar a platicar con un postre y una taza de algo calientito, o caminar románticamente, o hacer ejercicio, leer o lo que sea, con una bonita vista.

El río limpio, el camino iluminado y aire puro, relajado. ¿Qué padre no? No tener que estarse cuidando de los cholos, drogadictos y malandros que andan rondando por ahí, porque sería un lugar en el que siempre habría gente, y todos en Tepa sabemos que a lo largo del río es donde andan los malvivientes, porque se adueñaron de esa zona, la reclamaron como suya y la tienen hecha una porquería, siendo que yo la veo con un potencial espectacular.

Además de darle un levantón bárbaro a la imagen de la ciudad, se traduciría en dinero, porque a la gente le encanta gastar, pero en cosas bonitas, yo gastaría mi dinero seguro en un lugar así, aunque claro que por ideas no para uno, hace falta quién de un paso al frente y comience a hacer las cosas. Ya debería ocurrírsele a alguien con dinero y comenzar con el rescate de ese espacio, a mí se me ocurren cosas pero me falta la lana, y tampoco me molestaría que alguno de esos ricos de Tepa tuviera visión y saliera de los huevos y las vacas se imaginara más o menos lo mismo que yo para ese lugar.

Tuve la oportunidad de vivir en Xalapa mientras estudiaba la universidad, una ciudad chula, chula de veras, llena de árboles y verde y olor a naturaleza que da gusto. Ahí está el Paseo de Los Lagos, un lugar que también fue rescatado y ahora se hacen toda clase de actividades de esparcimiento; he andado ahí después de la media noche y es un lugar muy bonito y muy seguro, porque queda cerquita del centro, igual que en Tepa, la diferencia es que acá nada más hay malvivientes.

Encima esta semana vi publicada la nota de los paracaidistas que ya se quedaron a la orilla del río, esa gente no es nueva, usualmente están regenteados por alguien que los junta y los lleva a un lote que “es tierra de nadie” con la esperanza de asentarse ahí ilegalmente, muchas veces ya tienen hasta cimientos cuando llegan las autoridades y los sacan de ahí, es feo, pero sigue estando mal, algunos de ellos no son gente de bien, además de la pésima imagen que le dan a la ciudad.

Ojalá que en el plan de recuperación de espacios esté contemplado hacer algo con esa parte de la ciudad, que podría ser muy bonita, y evitar la división tan marcada de la ciudad, que no me había dado cuenta hasta que platicando con un arquitecto me dijo “¿Te fijas cómo del río para acá está la gente bonita, y del río para allá están las colonias populares? Lejanas, de difícil acceso, aisladas pues, para que no se mezclen con los demás”, ese comentario fue como una cachetada porque es totalmente cierto, y me parece asqueroso.

Lo más bonito que puede hacer uno con el dinero es viajar, conocer, ver cómo viven y funcionan en otros lados, yo quiero que la gente de fuera venga a Tepa y lo vea bonito, que haya cosas dignas de visitar, claro, además de desear que los tepatitlenses dejen de ser tan xenófobos, porque con ese pensamiento de que sólo la gente de Tepa es buena, nadie va a querer venir a invertir con nosotros, y vamos a tener un río lleno de drogadictos y malvivientes para siempre.

You Might Also Like

0 comentarios