Últimas Noticias:
Loading...
,

Los favores de la virgen

Share on Google Plus


Por el padre Miguel Ángel
padre.miguel.angel@hotmail.com

Cuenta el Padre de Marchi que había pasado toda la noche oyendo confesiones. Ya de día llega el último penitente, es un joven de unos veinticinco años, está descalzo y parece cansado. Le confiesa, y al notar que se levanta con gran dificultad, le pregunta: 

-¿Viene usted de muy lejos? 

-Sí, señor. Casi trescientos kilómetros, ocho días de camino. 

-¿Pero no lo habrá hecho usted a pie? 

-Sí, señor, todo el viaje. Mi esposa y yo habíamos hecho una promesa y hemos venido a cumplirla. Tenemos una niña que nació ciega. Los médicos dijeron que jamás vería, pero empezamos una novena a la Virgen para que la curase. Todas las noches poníamos unas gotas de agua de Fátima en sus ojos. Yo doy un grito llamando a mi esposa: ¨María, ven que la niña ve, que está curada, la Virgen ha curado a nuestra hijita… Y aquí estamos, padre, para agradecer a la Virgen este milagro.

Muchos son los peregrinos que cada año van rumbo a Fátima, Lourdes, Monte Carmelo, en busca de un encuentro de fe con Jesús a través de la Madre para pedirle, para agradecer tantos milagros que por su mediación maternal acontecen cada día en la vida. María, también fue peregrina en la fe. 

El Concilio dice que María ¨avanzó en la peregrinación de la fe y conservó fielmente la unión con su Hijo hasta la cruz¨ (LG.58). La mejor manera de alabar y honrar a María es imitarla en su fe, obediencia a Dios y amor y servicio a su prójimo. Oremos para que, como ella, busquemos ante todo agradar a Dios y confiemos en su misericordia.

Además de Fátima en Portugal, Lourdes en Francia y Monte Carmelo en Israel, tenemos numerosos ejemplos de la intercesión de la Virgen María en nuestra patria mexicana. Por ejemplo en el Tepeyac, en Zapopan, en Talpa y San Juan de los Lagos, a donde llegan millares de peregrinos con el corazón lleno de gratitud, porque Dios les ha concedido grandes favores por los ruegos de nuestra Madre la Santísima Virgen María.

You Might Also Like

0 comentarios