Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Mejores

Share on Google Plus



Espejito, espejito…

 No pasó nada.

Cambió el partido en el poder, en Tepa, y no pasó nada.

Ofreció Hugo Bravo que se haría acompañar de las y los mejores para “sanar” a Tepa y, este jueves, con la lista de casi  100 jefes, directores y coordinadores, se develó el gran misterio: No pasó nada.

 No apareció Batman para combatir a los delincuentes. Ni Iron Man para innovar la estrategia. Tampoco está Carlos Slim para atraer inversiones y generar empleos.

 Y no pasó nada porque, en su gran mayoría, Hugo invitó a quienes conocía, a quienes le recomendaron o a quienes le impusieron.

 En lo que sí cumplió fue en hacer combinado de partidos y de dejar a algunos burócratas. Hizo volver a unos, dejó a otros y le dio las gracias a otros.

 La expectativa va a seguir, pues tiene Hugo tres años para cumplir sus compromisos y apenas han pasado dos días.

A Hugo se le conoce por ser una buena persona. Eso no está a discusión. A Hugo Bravo le apoyó la mayoría de los votantes porque le compraron la propuesta de hacer las cosas diferentes.

 Hay tres grupos que podrían hacer lucir o hacer ver mal al flamante presidente: PRI, PAN y PMC, los tres partidos que traen la batuta en el municipio.

 El papel de los partidos políticos, como entidades que preparan funcionarios, es fundamental bajo el actual escenario de alternancia.

 Lamentablemente los partidos parecen no tener interés en fortalecerse para luego enriquecer la política.

 El Movimiento Ciudadano, ofreciéndose como diferente, será lo mismo, el Partido en el poder, con el  regidor Alfredo Padilla que es líder de su partido y que querrá hacer valer su figura, su línea.

 El PRI, seguirá siendo liderado por Alejandro, quien asumió como Regidor y quien ya anunció que volverá a su oficina como líder priísta.

 El PAN, el PAN está tan dividido y extraviado que ha caído en un laberinto sin salida. El regidor Norberto Venegas, exlíder, querrá darle figura a su partido, ahora que se fue al sótano electoral, en parte por la ausencia de su actual líder, quien estuvo más preocupado por negociar (lo del futbol y la derrota de Norberto).

  Susana Jaime, no tiene a quién rendirle cuentas.

 Entonces, ¿a quién le tocará hacer valer la palabra del alcalde de convertir al municipio en el mejor de Jalisco?, ¿Quién hará el papel de contrapeso del poder en Tepatitlán?

 La respuesta automática podría ser: “Los medios de comunicación”. Y ¿se vale que la población, los partidos y las organizaciones dejen ese papel a los reporteros, a los medios?

 Hugo Bravo repartió las posiciones, pareciera que no dejó institución ajena a su administración, ¿habrá comprado el derecho a no ser juzgado?, si llega a errar, ¿las organizaciones sociales tendrán autoridad de reclamarle, teniendo a más de alguno de sus integrantes en el poder?

 Pareciera que, al ofrecer gobernar con “los mejores” Hugo Bravo comprometió a muchos y les quitó el poder de juzgarle, pues estarían juzgándose a sí mismos.

You Might Also Like

0 comentarios