Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Primicias del sacerdocio para los de San Julián

Share on Google Plus


• 60 Aniversario Sacerdotal de Monseñor Ramiro Valdez Sánchez

Por Oscar Maldonado Villalpando
  
Fue un principio dichoso aquel encuentro de un sacerdote recién ordenado con la fervorosa parroquia de San Julián Jalisco, hace precisamente 60 años, porque San Julián fue el primer destino de aquel Padre jovencito. Su origen son las tierras del norte de Jalisco, tierra de santos, Totatiche. Nació el 15 de septiembre de 1931. Sus papás fueron J. María Valdez Jara y doña Ma. Elena Sánchez Valenzuela.

El 3 de marzo de 1916 San Cristóbal Magallanes    bendijo la unión de estos esposos cristianos, años después el niño J. Guadalupe Ramiro Valdez, ingresó al seminario de Totatiche en 1942, también fundado por San Cristóbal, apenas tenía 11 años. De ahí continúo sus estudios en el Seminario de Guadalajara, siendo un excelente alumno, que fue asimilando la formación sacerdotal y progresando en el camino del seguimiento del Señor Jesús.

Algo sobresaliente fue que el joven Ramiro terminó su preparación pero no contaba con la edad suficiente para recibir la ordenación sacerdotal, por eso apenas pasó el 15 de septiembre de 1955, se programó su ordenación el día 24, fiesta de la Virgen de la Merced en Tapalpa. Su cantamisa fue en Totatiche para hacer más solemne la fiesta patronal de la Virgen del Rosario el 8 de octubre de 1955.

Desde entonces recibió la encomienda de ser vicario cooperador de San Julián Jalisco, en ayuda del Señor Cura don Refugio Macías, a su lado aprendió a querer y servir a esta gente cristiana y valiente, que escribiera magnífica historia en tiempos de la Cristera.

¡Qué tiempo más dichoso! ¡Todo por hacer!

San Julián era otro, en 1955 había tantas necesidades, la educación era muy deficiente, este fue uno de los campos primordiales en el que el P. Ramiro trabajó intensamente hasta tener un colegio bien organizado que colaboró eficientemente en la educación de la niñez de San Julián, así se pusieron las bases para gran número de vocaciones sacerdotales y para importantes profesionistas de la comunidad.

Por los años sesentas vino la muerte de anciano párroco don Refugio, le sucedió don Feliciano Macías, también con este pastor colaboró el P. Ramiro con generosidad, pero luego vino el cambio de destino para él, fue nombrado párroco de Ameca, Jal. Se le nombró párroco de N. Señora del Rosario, el templo del P. Galván. Luego de un ministerio fecundo, fue elegido para ser el Vicario General de la Arquidiócesis de Guadalajara, colaborando con el Señor Cardenal don Juan Sandoval y luego con el nuevo arzobispo don Francisco Robles Ortega. Hace poco tiempo terminó este servicio, pues ya rebasa los 80 años, pero aún está al pendiente de la primera parroquia de la diócesis, El Sagrario Metropolitano. Don Ramiro sigue siendo un sacerdote ejemplar, y en esa tarea, ha llegado a sus 60 años de su ordenación sacerdotal.

El preciso día 24 de septiembre de 2015, en la catedral de Guadalajara celebró su aniversario a las 12 del día. Y el día 8 de octubre estará en Totatiche celebrando ese gran aniversario.

Todo esto hace pensar que la parroquia de San Julián tiene muchos motivos para unirse a estas acciones de Gracias, porque en este pueblo se esparcieron las primicias de un apostolado muy fecundo de este gran pastor, don José Guadalupe Ramiro Valdez Sánchez.

You Might Also Like

0 comentarios