Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Amor… es

Share on Google Plus



 No, no se trata de recordar aquellas estampitas melosas de la pareja regordeta semidesnuda que hablaba de lo que es el amor.

 Tampoco se trata de engordar el caldo de la frase pomposa de la nueva administración de Tepatitlán.

 Se trata, más bien, de lo que escuché decir a una ama de casa a otra, en un camión, cuando charlaban ambas sobre cómo les gustaban las muestras de amor de sus respectivos: “Si no me da el chivo; por mucho que mi viejo me diga que me quiere, no le creo…”

 Y sí, el amor se demuestra con presupuesto. Porque no solo de palabras viven las personas.

 La historieta viene a cuento por el anuncio que hacen esta semana los diputados federales del Partido Movimiento Ciudadano (PMC o MC) por Jalisco, sobre los mil 200 millones de pesos que lograron “etiquetar” para los municipios gobernados por sus correligionarios en el Estado.

 De esos montos, a Tepatitlán, según lo dio a conocer el alcalde Hugo Bravo en el Noticiero Al Aire de Radio Alteña (96.7 FM), le llegarán 86 millones de pesos para, entre otras cosas, dos centros de salud, dos unidades deportivas, una parte del camino entre Tepa y Cuquío y otras obras.

 Emocionado –como suele estar desde que tomó protesta- el alcalde anunció la lista de obras y los montos, y eso es sólo del presupuesto especial que asignaron los diputados naranjas.

 Habrá que ver si Elías Iñiguez, el ahora inaccesible diputado federal, hizo algo por Tepa, o cómo distribuirá “sus” 20 millones de pesos para “su” distrito.

 Además, a eso habría que sumarle lo que los tres diputados locales, Nena, Cecilia y Omar, destinen a este municipio. Sin contar lo que, de derecho, le tocará a Tepatitlán por presupuesto de participaciones.

 Si de eso, de atraer dinero, de incrementar el presupuesto etiquetado y sin moches, se trata el eslogan de “amar a Tepa”, el alcalde y sus diputados comienzan bien.

 Eso es el dicho, habrá que esperar el hecho.


 Habremos de esperar las licitaciones, las convocatorias, los contratos de obras y las compras, para ver si, como se ha dicho, el amor se demuestra con el presupuesto distribuido entre los sectores productivos y sociales del municipio o si, como se hacía en otros tiempos, se queda en las mismas manos, aunque cambiáramos de partido en el poder.

You Might Also Like

0 comentarios