Últimas Noticias:
Loading...
,

Ese méndigo apagón

Share on Google Plus


Por Gonzalo “Chalo” de la Torre
chalo2008jalos@hotmail.com

Acabo de ir por quién sabe cuánta vez a las oficinas de desarrollo económico y social de la ciudad de Jalostotitlán, donde radico desde hace veintitrés años, a preguntar desde hace meses, acerca de esa distribución que el gobierno dice que ha hecho a las clases necesitadas, de televisores digitales con motivo del ya famoso apagón analógico.

También he acudido al DIF municipal a interrogar el procedimiento o protocolo para acceder a la “bendición” de recibir, gracias a nuestros impuestos, un televisor digital para poder disfrutar de los beneficios que el sistema televisivo proporciona a la población en general.

Pues en ambas dependencias las respuestas que he obtenido no son nada halagadoras y menos esperanzadoras. En desarrollo ¿social?, me han dicho que eso es un programa de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, del gobierno federal y que a ellos no les han informado absolutamente nada. Que habrá que esperar que la mencionada dependencia informe a la administración municipal si ellos deberán tramitar el registro para las personas que soliciten un aparato para poder recibir la nueva señal.

Y nosotros, pueblo, pertenecientes oficialmente a esa etapa llamada tercera edad, ígnoros de los procesos de apoyos sociales, pues comunicación social, si acaso será social pero no comunica nada, no nos enteramos de los beneficios que la sociedad nos puede brindar por ser, como dije antes, viejitos oficialmente. ¿cómo vamos a acudir a alguna oficina de esa secretaría si no sabemos dónde tiene lugares de atención al público? Esa dependencia no puede tener una oficina en cada uno de los municipios del país, obviamente.

Lo que uno esperaría al acudir a una oficina municipal de atención al público, sería tal vez una respuesta parecida a esto: Mire, aún no tengo información, pero venga dentro de una semana e investigaré para informarle del asunto que le trae a nosotros. El pobre pueblo lego, ajeno a los trámites oficiales federales, espera obtener una guía y orientación, pero parece que quizá debido a que apenas llevan un poco más de dos meses en la administración, aún no les ha llegado el agua al tinaco de lo que es un servidor público. Entendemos su inexperiencia, pero un no sé, esperaré a que me digan, no es una respuesta que el pueblo necesita.

En el DIF, recibí una respuesta similar. “Vaya a la presidencia a ver si ahí le informan”. Sacamos lo mismo. Incertidumbre y desinformación por todos lados.

Bueno, punto aparte pero de lo mismo, es que las personas elegidas por nos, el pueblo para que velen por nuestros intereses y nuestro bienestar, han manifestado que no habrá prórroga en el famoso apagón analógico. No sólo no habrá prórroga sino hasta adelanto. Se había dicho que se llevaría a cabo a partir del 31 de diciembre., pero en Jalisco será dos semanas antes de lo anunciado.

En un canal de la capital jalisciense, todos los días se encargan de recordarnos que el apagón será efectivo y no habrá marcha atrás. Pero  nunca dicen cómo podemos acceder a esos programas de apoyo social. De hecho suena como amenaza, como diciendo: esos pobres jodidos que no tienen para comprar una tele nueva, se van a joder y se quedarán sin ver tele. Cómprese una tele nueva. Al menos eso es lo que se entiende pero…

Pero sucede que este que escribe, ha buscado la tele digital en su versión más barata, pero ese concepto, barata, ya no existe; al menos no en el rubro de las teles. La de menor costo que he encontrado tiene el irrisorio precio de 3,499.00 pesos. Fíjese nomás. Una similar hace dos años, la encontré en una bodega de esas que comienza con a y termina con a, estaban a un mil y cincuenta pesos. En ese entonces no tenía para comprarla y ahora, pos menos. Perteneciente a la tercera edad y desempleado, ya me chingué con eso de la digitalización.

Claro, como ahora la demanda se incrementa ya que tendrá que ser a huevo esa compra si deseo ver la tele, el precio no bajará en muchos meses. ¡Qué le vamos a hacer!

Esos señores diputados que tienen  la facultad de detener o posponer esa disposición, aún a sabiendas que cientos de miles de familias se quedarán sin señal televisiva, se amachan en aplicar esa medida aunque, como siempre, las clases económicamente bajas, sean las más afectadas. Una vez más demuestran la falta de sensibilidad, ya que ellos con esos sueldazos no tienen preocupabilidad. Una vez más nos muestran que les vale, lo que  se afecte a las clases más necesitadas.

Ahora; ¿qué vamos a hacer con esa televisionsotas que ya no servirán a partir del 31 de diciembre?, alguien me sugirió que si las autoridades municipales no nos ayudan a obtener un aparato nuevo, al menos nos ayuden a deshacernos de esos armatrostes, llevándolos a la presidencia y que ellos se encarguen de los desechos. Digo, esos aparatos se convertirán en basura muy contaminante y nosotros, el vulgo, ígnorantes en cuestiones de basura electrónica, no tenemos recursos para procesar esos desechos.

Bien podrían las autoridades formar un comité de recepción y acopio de esas cosas. Ojalá nos informen la mejor medida para esa cosotas que ya formarán parte de la historia.

Pos ya qué.

You Might Also Like

0 comentarios