Últimas Noticias:
Loading...
,

Histórica nevada

Share on Google Plus


Vaya para Ustedes el saludo semanal de costumbre.

Como bien lo dijo Joaquin López Dóriga en su noticiero, “para aquellos que no creen que el cambio climático ya se dio” tenemos como botón de muestra la atípica e histórica nevada que cayó en esta zona de Los Altos Sur.

No hay registro, que yo conozca, de una nevada de tan grandes proporciones que se haya precipitado sobre este territorio, particularmente en Arandas y sus alrededores, pues personalmente llegué a medir l0 centímetros de capa de nieve y hasta 15 en algunos otros lugares de esta misma zona.

Tomando en consideración el clima de esta región, su altitud sobre el nivel del mar, su situación geográfica y demás elementos, resulta que ésta puede ser históricamente la nevada más copiosa que se haya presentado jamás.

Recordamos la nevada que cayó en el año de 1997 pero que dejó una capa entre los 5 o 6 centímetros en la generalidad del territorio, pero que fue suficiente para aniquilar miles de plantas de agave que estaba sembradas y hasta con los nopales acabó no obstante que son resistentes en grado extremo a los excesos climáticos.

En aquella ocasión, los daños fueron incalculables. Mucha gente perdió su patrimonio que era el agave, pero como dice el refrán que la desgracia de unos significa el éxito de otros, se recuerda que el daño a la agavácea, dejó a unos cuantos que se hicieron millonarios cuando les sobrevivió su plantación, pues su precio subió de los 5 o 6 pesos, a los 17 pesos el kilo debido a la necesidad de la industria tequilera de acercarse la materia prima al precio que estuviera disponible.

En esta ocasión, dudo mucho que ocurra lo mismo, sin embargo no pretendo afirmar que no hay daños en los cultivos. Por supuesto que los hay pero no se han contabilizado todavía principalmente el aguacate que en los últimos años se ha plantado en número de miles, pero en cuanto al agave, es muy probable que las plantas que no exceden los 2 años de edad, pudieran resultar dañadas prácticamente de manera total, y lo que sobreviva, sin duda adquirirá un mejor precio aunque no tan alto como el ejemplo que mencioné con anterioridad.

Y es que la diferencia estriba en que en la nevada de 1997, aunque no fue tan intensa, trajo consigo heladas, viento muy frío y ese clima prevaleció por más tiempo que lo ocurrido este miércoles y jueves de la semana que recién termina.

La diferencia es que entre San Ignacio y Capilla de Guadalupe, la nevada se presentó al medio día y hubo sol un poco más tarde. La de este jueves 13 ocurrió en su fase más intensa desde las 12  de la noche y se prolongó hasta las 7 de la mañana con fases intermitentes de muy fuerte a regular, pero fue casi ininterrumpida la presencia de la nieve, pintando de blanco TODO EL TERRITORIO del Municipio de Arandas y parte de los vecinos.

Sin embargo el sol hizo su aparición temprano, es decir como a las 8:30 de la mañana de este mismo jueves, comenzó a despejarse y el sol alumbró todo el día toda la zona, permitiendo con ello que la nieve se derritiera y calentara la tierra y las plantas para impedir que resultaran quemadas por el frío. 
Igualmente benéfica fue la ausencia de aire que hubiera sido bastante frío y hubiera sido factor de enfriamiento peor, pues quien lo ha vivido sabe que durante la nevada es poco el frío que se siente, sin embargo cuando ésta termina y aparece el aire, la sensación térmica es terriblemente fría y eso no ocurrió este día.

Es muy temprano todavía, al momento de hacer esta nota por el cierre de la edición (jueves 13) como para poder hacer un diagnóstico acertado y menos para dar datos certeros respecto de los daños causados, pero en cuestión de días conoceremos de ellos conforme se vayan haciendo las evaluaciones por parte de las Autoridades.

Es justo mencionar que los cuerpos de emergencia estuvieron atentos desde la noche y por el resto del día, para apoyar sobre todo a la circulación de los vehículos en las carreteras que entran y salen de Arandas, teniéndose noticias del cierre parcial durante no mucho rato, de la carretera que conduce a Leòn por Manuel Doblado debido a la acumulación de nieve, sin embargo los percances ocurridos fueron mínimos resbalones y no hubo lesionados lo cual hay que festejar después del terrible e impresionante panorama blanco que nos ofreció todo el territorio.

Ya en su momento conoceremos y comentaremos respecto del alcance de los daños que indudablemente surgirán y esperamos que sean mínimos para que no resulte afectada, o lo menos posible, la economía de la Región.

Por otro lado, tendremos también afectaciones en la salud de las personas y los animales del campo que se vieron sometidas a las gélidas temperaturas ocasionadas por la nevada, en un estado de salud mermado ya de por si debido a la influenza, los catarros y enfermedades de las vías respiratorias que de manera normal ya veníamos padeciendo desde hace semanas. Ojalá que esto no empeore.


Nos  leeremos en la próxima entrega.

You Might Also Like

0 comentarios