Últimas Noticias:
Loading...
,

El agujero

Share on Google Plus


Si usted ha viajado al extranjero le será muy familiar la situación: no es posible introducir cualquier cosa al país, hay una serie de restricciones y si a uno se le ocurre tratar de internar al país un objeto prohibido, si bien le va se lo quitan las autoridades, pero en una de esas hasta a la cárcel va a dar. Ahora ni soñar con tratar de pasar un arma de fuego a territorio nacional, mucho menos varias.

Y los que circulan por carretera con un arma de fuego, de cacería o una pequeña de defensa personal, en cualquier retén del Ejército o revisión policiaca se la quitan si no acreditan la legal posesión y el permiso correspondiente para portarla, pero si se trata de una de asalto, de grueso calibre o más de una, al bote seguro.

Entonces por eso nos seguimos preguntando de dónde sacan tantas armas y de alto poder los que forman parte del crimen organizado, si para cualquier ciudadano es muy difícil portar y transportar una pistola común y corriente.

Se habla de que muchas armas que terminan en manos de sicarios del narcotráfico son pasadas legalmente por la frontera de Estados Unidos y México; allá las compran y acá son usadas, de manera legal, según, ¿pero tantas y tan potentes? ¿Será que se pueda pasar tranquilamente por la aduana una bazuca, granadas y todo eso? ¿No se verá sospechosa una familia normal con semejante arsenal?

Son preguntas retóricas, obvio es que estas armas de alto poder no pasan legalmente por ninguna frontera y menos en gran cantidad y como tampoco las hacen aquí en el país significa que hay un hueco muy grande o varios, por donde los criminales pasan con toda facilidad su armamento al país.

Y valga lo mismo para la droga mexicana que se consume en Estados Unidos, no cualquier ciudadano común y corriente que ingresa a aquel país logra pasar tranquilamente kilos y kilos o toneladas de estupefacientes por la frontera y sin embargo el país del norte está inundado de droga mexicana y de otros países latinoamericanos.

Entonces es probable que el mismo hueco por donde se meten las armas al país es el mismo utilizado para hacer pasar la droga a Estados Unidos y otros países y más de alguno aquí o allá tiene conocimiento de ello y no ha hecho nada para acabar con el famoso trasiego y así será cuento de nunca acabar y seguiremos padeciendo esta lucha que sólo dejan cientos de muertos y enlutan a familias mexicanas.

Se dirá que eran delincuentes los que murieron, sí, pero en muchos casos, la mayoría tal vez, se trata de muertes de personas que bien pudieron dedicarse a otra cosa de provecho y no a vender o consumir drogas y que tal vez los mataron por unos cuantos pesos, eso es lo lamentable, pues los grandes capos siguen vivos y haciendo de las suyas y en cuanto el gobierno detiene a uno de ellos enseguida se encarga del “negocio” alguien más.

II

Es interesante y merece más de una lectura lo que pide el precandidato a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump y lo que a cada rato señala Vicente Fox.

Trump insiste en hacer el muro en la frontera, yo no creo que lo haga, me parece que es una promesa de campaña más como tantas que hay, pero sería muy bueno que se hiciera ese famoso muro (con dinero gringo, no nuestro, claro) a ver si así deja de haber tanto flujo de drogas y armas entre ambos países y se disminuye un poco esta calamidad del crimen organizado.

El muro serviría además para detener a los migrantes ilegales, pero no los legales, por lo que no habría problema como muchos imaginan. En realidad el aventurarse a llegar a Estados Unidos de manera ilegal es un hecho que ha marcado a miles de familias.

Los “mojados” no siempre llegan a Estados Unidos, mueren tratando de pasar la frontera, son detenidos, extorsionados o asesinados o al ver que no pueden pasar se quedan en alguna ciudad fronteriza y ya no pueden salir de ahí.

Y los que llegan a pasarse al otro lado, muchas veces quedan separados por muchos años o para siempre de sus familias y como no pueden tener un trabajo legal allá, muchos se dedican a delinquir (no está del todo equivocado el señor Trompas, como le dice el poeta Luis Gutiérrez Medrano).

Entonces creo que el muro sería más benéfico que perjudicial para México; al principio se tendría el problema de migrantes atorados en la frontera, pero el éxodo ilegal se iría desalentando poco a poco al ver que ya no es posible brincarse al norte si no es por un acceso oficial.

En cuanto a no permitir que empresas gringas se instalen en México o que los mexicanos que trabajan en Estados Unidos no puedan mandar dinero acá, es simplemente una jalada, estos dos sucesos son parte de una gran maquinaria económica que mantiene al país gringo y nadie va a meterle mano nomás para descomponerla.

Y Fox, otro lengualarga que muchas veces acierta, más de lo que muchos quisieran, recuerda a cada rato que en su mandato no hubo problemas con el narco, que todo empezó con Calderón y ahora sugiere que debería pactarse con los grandes capos para que vuelva la paz al país. ¿Qué dice Fox entre líneas?


Algo pasó entre el mandato de Fox y el de Calderón que se descompuso la situación social del país y aunque otros indicadores mejoraron o se mantuvieron bien desde entonces e incluso hasta ahora, lo cierto es que la violencia relacionada con el crimen organizado, aunque muchos o la mayoría no la padezcan directamente, es algo que llena de zozobra a la gente. ¿Tendrá Fox la fórmula para acabar con eso o incluso la puso en práctica en su gobierno? Que hable claro mejor y ojalá alguien lo escuchara seriamente y no tildarlo de viejo loco que solo quiere sembrar mota para venderla.

You Might Also Like

0 comentarios