Últimas Noticias:
Loading...
, ,

El error de la opacidad

Share on Google Plus


  Dijo esta semana el Contralor Municipal de Tepatitlán, Ismael Alvarado de la Torre, que a 12 días de vencer el plazo para que todos los funcionarios de alto rango rindan su declaración patrimonial ante el órgano respectivo estatal, nadie, absolutamente nadie lo había hecho.

 La transparencia fue y ha sido una bandera de los gobiernos emanados del Partido Movimiento Ciudadano. Y, para ser honestos, van pésimos en cumplir este estandarte.

 ¿Por qué no han cumplido?, sólo los más de 110 funcionarios obligados lo saben. Podríamos especular: flojera, desidia, olvido, desinterés o… exceso de opacidad.

 Y cualquiera que sea la razón (o pretexto) de los funcionarios para no haber cumplido a estas fechas con una de sus más elementales obligaciones (después de cobrar su sueldo), despierta sospechas. Y peor aún, que sea el propio Contralor, el acicate del orden gubernamental, quien reconozca que no ha tenido la capacidad de hacer cumplir, por voluntad u obligados, el mandato de transparencia.

 ¿Por qué los regidores no ha dicho cuánto tienen?, ¿por qué los Directores, Jefes o Coordinadores no han ido frente a la computadora y han tecleado sus ingresos, sus haberes y sus deudas?

 Tal vez están esperando la fecha fatal del 31 de mayo para pretextar que el sistema estuvo lento. A lo mejor estuvieron muy atareados con los desvelos de las fiestas abrileñas. Pudo, incluso, ser el calor que se ha dejado sentir a últimas fechas sobre la región. Pero también pudo ser que le tienen miedo a ser transparentes, a decir cuánto han hecho en estos meses de gobierno, a mostrar cuánto hay en su cartera, en sus cuentas bancarias y en sus bienes.

 Por cualquier razón, la noticia es que los funcionarios de Tepatitlán no son transparentes. No son cumplidores con la norma.

 ¿Cómo aplican, entonces, las leyes, los reglamentos?, ¿Con qué autoridad moral reclaman al pueblo que cumpla sus obligaciones, si como funcionarios son los primeros en incumplir los mandatos?

 El próximo martes estará por Tepatitlán la presidenta del Instituto de Transparencia de Jalisco convidada por Ricardo González presidente de la Coparmex. Valdría la pena escuchar a la máxima autoridad en materia de rendición de cuentas, cómo va el municipio de la alternancia y de qué manera impacta el incumplimiento de la transparencia y rendición de cuentas a la comunidad.

 El error de ser opacos les puede repercutir a los funcionarios, en la falta de credibilidad, en la ausencia de carácter para aplicar normas, leyes, reglamentos. El error de la opacidad puede derivar en el quiebre del Estado de Derecho, y ya ven cómo se fractura la sociedad en otras latitudes donde dijeron que no pasaba nada, que nadie veía la corrupción, que nadie supo de las propiedades y de los negocios de los que llegaron al poder.


 El yerro de ser opacos en la función pública es que, como consecuencia, la falta de transparencia también opaca las buenas obras, las buenas acciones, los auténticos movimientos ciudadanos.

You Might Also Like

0 comentarios