Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Trastorno

Share on Google Plus


Pese a que los altos cargos públicos normalmente son bien pagados o por lo menos los que tienen ese tipo de puestos ganan mejor que si hicieran lo mismo o algo similar en la iniciativa privada, rara vez una estructura de gobierno termina tal como empezó, pues siempre hay cambios de personas a lo largo de su existencia.

Con la salida del tesorero municipal es el primer funcionario de alto nivel, y escogido por el mismo Hugo Bravo, que se va de este ayuntamiento de Tepatitlán. Ya ha habido otros movimientos, gente que se va porque la corren o porque renuncia, pero eran servidores públicos de medio pelo, no uno de los principales como el encargado de las finanzas del municipio.

Lo bueno para el ayuntamiento es que -dicen- que Jorge Balpuesta no se va del ayuntamiento porque se sienta a disgusto, no se lleve bien con alguna otra autoridad o haya sido partícipe de alguna chuecura; para tranquilidad de toda la alta esfera de la administración municipal, el todavía tesorero deja el cargo porque supuestamente le ofrecieron un cargo en la Universidad de Guadalajara y con mejor paga.

La salida de un tesorero genera un trastorno temporal al aparato del ayuntamiento, no habrá quién firme los cheques hasta que no se designe un nuevo encargado y éste vaya personalmente al banco donde el municipio tiene sus dinero y solicite que su firma se registre para la expedición de cheques.

También, todos los contratos legales que haya celebrado el municipio con particulares, donde el tesorero representaba al ayuntamiento, deberán ser modificados o incluso cancelados y repuestos por otros donde ya figure el nuevo funcionario.

Tampoco será cuestión de que pongan a otro personaje en la Tesorería y a seguir administrando la lana municipal, pues por ley el presidente municipal debe someter a votación del cabildo la designación del nuevo titular y recibir la aprobación de los regidores, lo que supone que previamente el nuevo nombre recibió el visto bueno de todos los ediles en las juntas privadas que estos tienen durante días antes de cualquier sesión edilicia.

Así que bueno, se va un funcionario de alto nivel del ayuntamiento de Tepatitlán; aún no se va ninguno por elemento gacho, aunque los señalamientos ahí están y será cosa de que el médico Hugo Bravo por fin se decida a quitar a aquellos que nomás hacen daño al municipio y se sienten con más poder que el mismo presidente municipal, amenazando a simples empleados municipales o ciudadanos o hasta atribuyéndose las funciones de correr a quien sea del ayuntamiento.

Se va uno por su cuenta, a ver cuándo se van los otros ya sea por su cuenta o porque el gobierno municipal no los aguante más.

You Might Also Like

0 comentarios