Últimas Noticias:
Loading...
,

El perdón lo pone Dios en el corazón

Share on Google Plus


Por el padre Miguel Ángel
padre.miguel.angel@hotmail.com

En un estudio realizado sobre los mártires de la guerra civil española en Valencia, que son más de 260 canonizados, se ha llegado a una curiosa coincidencia: hay entre ellos, personas de muchas condiciones y oficios diferentes, aunque abundan clérigos. Unos murieron a tiros, otro de hambre, otros quemados, troceados, despeñados, en público y en secreto, en la ciudad y en los pueblos.
Pero hay algo común a todos ellos: Todos murieron perdonando. 

Y es que el perdón lo pone Dios en los corazones... Es un acto de amor desinteresado en el que nos damos un regalo de paz interior a nosotros mismos y le damos un regalo de misericordia ofensor, sin esperar nada a cambio. No exige reciprocidad y, por eso mismo, perdonamos al otro aunque creamos que él no se lo merezca o no haya hecho nada para ganarse nuestro perdón, tal como lo hizo el Papa Juan II con Alí Acja quien intentó matarlo. Sencillamente decidimos perdonar porque sentirnos muy adentro que Dios nos da fuerzas, que el resentimiento nos asfixia y que al hacerlo ganamos todos.

Todos salimos ganando cuando perdonamos porque si nos quedáramos con nuestros rencores lo único que logramos es hacernos mucho daño espiritual.

El odio, el resentir espiritual, el rencor es como el cáncer, como ña lumbre que quema y destruye, es como el veneno que hace mucho daño.


Por eso Jesucristo siempre nos ha enseñado que debemos perdonar y como lo dijo a San Pedro, no solo 7 veces, sino hasta 70 veces 7, es decir que no hay que irnos a dormir con ningún resentimiento como les decía el Papa Francisco a los matrimonio, que  es muy común que durante el día se presentan discusiones y pleitos de esposo con esposa pero que antes de dormirse hay que  hacer las paces para que no vayan a despertar al día siguiente en plan de guerra.

You Might Also Like

0 comentarios