Últimas Noticias:
Loading...
, , ,

La bondad se demuestra

Share on Google Plus


 Con la llegada de la nueva camada de políticos a Tepatitlán, una de las frases más explotadas en la constante excusa por la falta de resultados es que el alcalde Hugo Bravo y, con él muchos de sus colaboradores, son gente buena.

 Nadie duda de la bondad de Hugo. Tampoco de la bonhomía de varios neofuncionarios.

 Sin embargo, la bondad sumada a una consecución de yerros, aderezada con pérdidas económicas, está comenzando a derrumbar el mito de que un puñado de ciudadanos es lo que Tepatitlán necesitaba en el poder.

 Y no se trata de evocar a los espíritus del pasado. ¡No por favor!

 Se trata de señalar los errores, graves, que se van cometiendo, un día sí y otro también, en eso de manejar el dinero ajeno, la cosa pública, el erario.

 Si es el tema del deporte, se entregó una franquicia de tercera división y un estadio céntrico a un grupo de adinerados que no han cumplido con sus compromisos para con los futbolistas. Y no pasa nada.

 En el tema de promoción económica, se regala dinero a una empresa que viene a “capacitar” a mil mujeres. Con el pretexto de “empoderarlas” el Ayuntamiento se presta a que un consultor se lleve cuatro millones de pesos entre lo que pone el Instituto del Emprendedor (dinero federal) y lo que pone el Ayuntamiento. Millón de pesos por una charla de dos horas cada mes. Y no pasa nada.

 En el tema de las fiestas anuales, el alcalde le apostó a la diversidad de eventos y se justifica la pérdida de dinero en tres actividades que nada tuvieron de novedosos.

 A un mes de la Feriabril se sabe que la apuesta por abrir la participación a nuevos talentos culturales, las expresiones no tradicionales y algunos deportes no convencionales, tuvieron su oportunidad. Bien por eso; pero por otro lado, el certamen, el palenque y los toros fueron el gran hoyo en el bolso que se llevó la riqueza económica. ¿Cómo pueden justificar pérdidas en el certamen de belleza, cuando dijeron que sacarlo al estadio de futbol era para tener más utilidad?; ¿por qué no ha cobrado, un mes después, el porcentaje que le toca al gobierno por los boletos del palenque que se vendieron, por cierto, por anticipado?, ¿quién sugirió pagar 750 mil pesos por una estructura para hacer “corrida de toros”?

 Nadie duda de la bondad del alcalde de Tepa. Hugo Bravo es (queremos seguir creyendo) una buena persona. No sabe nada de política. Él no tiene la culpa de ello, la mayoría de electores lo prefirió aún sabiendo que no es político. De hecho, por eso ganó.

 Ser presidente y no ser político no es problema.

 Ser presidente y no tener a uno sólo de sus colaboradores que sepa de política, ese sí es problema.

 El alcalde de Tepa, a ocho meses de iniciada su administración y tras el descalabro económico de la feriabril 2016 tiene la alternativa: seguir siendo un hombre bondadoso… o pasarse de buena gente.

 Sólo él tiene la posibilidad de decidir cómo quiere pasar a la historia.

You Might Also Like

0 comentarios