Últimas Noticias:
Loading...
, , ,

Una página hermosa por la región de Los Altos

Share on Google Plus

• Patrona principal de toda la arquidiócesis de Guadalajara

Por Oscar Maldonado Villalpando
  
El 5 de julio de 1957, el Santo Padre Pío XII concedió la gracia. Así dice: “Nuestro venerable hermano, el Arzobispo de Guadalajara nos rogó instantáneamente que aquella elección de la Santísima Virgen Inmaculada de “San Juan de los Lagos” que el clero y el pueblo, unánimemente habían hecho, escogiéndola como su Patrona, Nosotros la confirmarámos con nuestra autoridad declarándola Patrona Principal ante Dios de toda la Arquidiócesis”

“Nos, accediendo con gusto a estas preces, en fuerza de estas letras y a perpetuidad, confirmamos o hacemos, constituimos y declaramos a la Santísima Virgen Inmaculada, bajo el título de NUESTRA SEÑORA DE SAN JUAN DE LOS LAGOS, PATRONA PRINCIPAL, de toda la Arquidiócesis de Guadalajara en la Nación Mexicana. P.Pío XII. (Compendio de la historia de la Virgen de San Juan. Canónigo Joaquin L. Aguayo. Pág. 78.)
  
¿Cómo es la gente?
  
Ahora el Señor Obispo Jorge Alberto ha expresado su admiración por los hombres y mujeres de esta tierra.

Mi tierra de amores. Es regalo, tradición y legítima herencia.

Es una historia preciosa y una tierra amable.

Es como risa de muchachas bonitas y carrera de potrancas finas.

Pila bautismal que marca la señal de la cruz como una estrella en la frente, augurando un destino.

La tierra, la familia y la fe forjan el ser de los hombres y mujeres de los Altos.

La fe destila en el alma aspiraciones sublimes, estamentos espirituales.

La familia, al fogón del amor, templa el corazón.

La tierra da frutos de amistad, honradez y trabajo.

Hombres que aman su tierra, mujeres que cuidan su casa, mujeres de agave y de miel: hombres de barro y tequila.

El campo retrata a la gente que vive en Los Altos.

Las campiñas se visten de azul con hermosa mantilla de agave.

El maguey, en la loma, es silueta de senos hermosos de adorada doncella.

En tiempo de aguas mi tierra es muchacha con sus brillantes trenzas de elote, voz de centzontle, piel de mirasol y risa de arroyo que canta.

Mi tierra es campesina: dulce como las tunas y hermosa como azucena en el remanso.

El hombre trabaja su tierra y respeta su casa; de sol a sol cultiva el barbecho, cuida el ganado; la mujer colma su patio de flores, de pajaritos que cantan en el corredor, sirve el manjar del cariño y espiga sus penas bordando el lienzo del alma.

El hombre se desborda como los cohetes silbando en el cielo por los días de la fiesta. Como todo fiel cristiano le sirve al Señor. Le echa gritos a la tristeza jineteado la suerte, le topa a la vida como buen gallero.

El templo, el rancho, los caballos, el hogar son como un prado de flores donde el alma del alteño saca la miel que le da vida.

El rosario, la casa, el huerto son los amores de la mujer de los Altos.

Esta región vive de una alcancía de valores, de tradiciones bellas y de habilidades que hacen de su gente hombres y mujeres dignos de respeto y aprecio.
  
Mártires y cristeros
  
La Virgen ha estado cerca en todos los momentos difíciles de este pueblo, especialmente en la hora de dar testimonio de la fe. Esta región alzó la voz y se dispuso a defender la más hermosa de las libertades, la de la fe. Los campesinos se dispusieron a pelear por sus templos, sus sacerdotes, ante el injusto perseguidor. Las canicas que se llenaron de sangre en la plaza de San Juan, nos hablan de ese heroísmo de hombres, mujeres y niños. Este fue un niño que se atrevió a gritar Viva Cristo Rey, frente a las fuerzas gobiernistas. Aquí surgen lo mártires, los valientes.

Dijo el Señor Obispo a su llegada que las tradiciones no son para guardarse en el pasado, sino que son valores para aplicar en el futuro. Esto es lo que vivimos, todo esto es lo que tenemos.

Un hermoso encuentro que marca el principio de una nueva etapa en esta diócesis, en el occidente y en la Iglesia de nuestra Patria.

You Might Also Like

0 comentarios