Últimas Noticias:
Loading...
, ,

20 años Al Aire

Share on Google Plus


A Sandra, por ser mi columna

No fue fácil. Como nada que valga la pena lo es.

Debí insistir varios años para ser escuchado. Una tarde, en su despacho de la calle Progreso, en Guadalajara, me citó, me dio 10 minutos, sentados en la sala de grabación de sus estudios profesionales. Me preguntó: ¿Quién es Usted?, ¿Qué quiere hacer en mi estación?, con la misma contundencia le contesté: -Quiero hacer periodismo radiofónico.

Me pidió unos días para analizar mi propuesta. Corría el mes de julio del año 1996.

Pasaron unas semanas y supuse –erróneamente- que mi propuesta habría quedado en el cesto de la basura de la Colonia Americana de Guadalajara. Una noche sonó el teléfono de casa. La misma voz, en tono serio me advirtió: “No sé quién sea Usted, no lo he tratado… pero si mis amigos me dicen la verdad, yo no tengo duda en abrirle la radio. ¿Cuándo quiere comenzar con su noticiero?”

Así me dio la oportunidad Don Ismael Alvarado Robles -a principios de Agosto de 1996-, de iniciar una aventura que me ha permitido aprender, informar, compartir, debatir, equivocarme, conocer y estar en permanente contacto con muchas personas que cada mañana, desde aquél lunes 19 de agosto, sintonizan la Radio Alteña.

No ha sido fácil, en ningún sentido, estar cada mañana al aire. En el noticiero matutino de la Radio Alteña hemos transmitido el acontecer cotidiano de la región de Los Altos, con especial énfasis en Tepatitlán de Morelos.

Don Ismael ya no está con nosotros, no físicamente, aunque sigue su espíritu y su formación, igual, como cada mañana, cuando a las 6 horas hacía timbrar el teléfono para preguntar: ¿De qué hablaremos hoy?; y luego a las 10 de la noche para volver a preguntar: ¿Qué dice la gente?

Así lo hizo por varias semanas. Era su forma de “monitorear” a su nuevo reportero, en aquella época el 1600 de AM (donde transmitió la Radio Alteña los primeros 38 años) no se escuchaba en Guadalajara.

 Cuando cambiamos en el cuadrante del 1600 al 550 en la banda de AM, fue todo un acontecimiento interno. Don Ismael ya nos pudo escuchar, todos los días, a todas horas, desde su hogar o su oficina.

 Luego vino el enlace a la estación hermana Ritmo 720 en San Juan de los Lagos.

 Luego vino la FM. La Radio Alteña se revolucionó. La mística de Don Ismael Alvarado Robles tomó más poder. Ahora Poder 55 es la estación de mayor peso en Los Altos. Ahora también en las redes, en la internet en la página www.radiotepatitlan.com, lo que nos permite estar con los hijos ausentes.

 En todo ese proceso de la evolución de Radio Alteña, a nosotros nos ha tocado estar, cada mañana, de lunes a viernes, en los últimos 20 años.

 La evaluación sobre nuestro trabajo la dejamos a los radioescuchas, a la gente, al pueblo.

 Con nuestras limitaciones, con nuestros defectos, con nuestro entusiasmo, cada mañana damos lo mejor de sí, para convertirnos en el medio de comunicación abierto, franco, entre todos los sectores de la población. En la línea editorial del Noticiero Al Aire, el poderoso es el ciudadano. Nadie tiene más poder en el pueblo que el ciudadano de a pie, aquél que piensa, que observa, que opina, que se atreve a señalar, que agradece, que sugiere, que se molesta, pero que también se alegra con las buenas noticias de la ciudad. Para ellos hacemos periodismo, para ellos trabajamos, para ellas y ellos abrimos el micrófono cada mañana.

 A quienes no les agrada nuestro trabajo, les quedan las decenas de opciones que el cuadrante ofrece. A quienes les atrae nuestra labor, les agradecemos infinitamente. En especial a quienes creen y han creído en este proceso, con su patrocinio, con sus llamadas, con su sintonía.

 Quién sabe dónde pare este informativo. No conocemos su fecha de caducidad. Lo que sí tenemos en claro, es que ha sido una aventura noticiosa excitante, fantástica, gratificante.

 Con la mayor humildad les decimos: ¡Gracias por escucharnos durante este tiempo!

You Might Also Like

0 comentarios