Últimas Noticias:
Loading...
, , ,

Tiempos difíciles

Share on Google Plus


Vaya para Ustedes el saludo semanal de costumbre.

Se palpa en el ambiente algo de desánimo por las circunstancias por las que atraviesa el Pais. Ya lo comentó, aunque de una manera desafortunada, el Presidente de la República Enrique Peña Nieto cuando dijo que visualizaba “un malhumor social” entre la población.

Y es que hay esa sensación sobre todo, considero yo, por la impunidad con que se han comportado los maestros de la Coordinadora en Oaxaca, Chiapas y Michoacán particularmente.

Las pérdidas al comercio con millonarias, muy cuantiosas, y el malestar social por la pasividad con que el gobierno federal ha dejado pasar las cosas, desalienta a muchos que esperan una reacción frontal y decidida de la Autoridad para poner orden con todos aquellos que no respetan ni su Estado ni sus comunidades haciendo caso omiso del perjuicio que le están causando a su tierra y a su gente.

Sin embargo, hay otros que opinan que el gobierno no ha picado el anzuelo que le han tendido los maestros en aquella zona para que los ataque o los desaloje violentamente (por la vía pacifica no lo harían) y que tal cosa aunque parezca paradójica, beneficiaría al movimiento magisterial que se ha excedido en sus actitudes y pretensiones al poder acusar entonces al gobierno de represor.

Debemos tomar en cuenta que la situación del Pais está atravesando por un momento difícil por una crisis de credibilidad y confianza en las Instituciones de la República que permean al resto del Pais aunque estemos lejos de aquellas tierras emproblemadas del Sur.

Aquí en nuestra zona nos alcanzan los resquicios de ese malestar, pero no podemos generalizar. Aunque Chiapas, Oaxaca y Michoacán, son parte de este País, en realidad no son México en su totalidad. Es decir, son fracciones del territorio que traen problemas serios que no se han resuelto, es cierto, pero el resto del País marcha con la inercia que lleva y hasta donde alcanza la situación de las carencias de obras públicas importantes por la ausencia de recursos debido a los recortes presupuestales anunciados desde el año pasado y que obviamente tienen repercusiones en la zona de Los Altos donde estamos ubicados.

Pero no habremos de bajar los brazos y lamentarnos solamente de esas dificultades. Existe gente que está luchando porque las circunstancias cambien y mejoren. Estoy seguro que nuestro Presidente Municipal Salvador López Hernández, ha venido haciendo labor de gestión que todavía no ha rendido sus frutos, pero que no tardará en hacerlo.

Lo peor sería la inmovilidad del Primer Edil, pero ciertamente eso no es lo que está ocurriendo. La burocracia en el centro del País siempre se ha caracterizado por tener respuestas demasiado lentas y no se pueden precipitar las decisiones, por lo que solo resta esperar.

Afortunadamente los servicios públicos están funcionando bien y las obras y transformaciones que Arandas necesita, habrán de conseguirse, solo es tener un poco de paciencia y esperar los tiempos que el Presidente Municipal no puede anticipar ni mover a su antojo.

Levantemos pues la cara y a continuar el camino luchando por adaptarnos al nivel de progreso y bienestar que podamos tener en los tiempos actuales tomando en consideración las circunstancias de las que dependemos.


Nos leeremos en la próxima entrega.

You Might Also Like

0 comentarios