Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Disfrutemos Tepatitlán

Share on Google Plus


   Un poco desde lejos todavía, porque nos pidieron que regresáramos a la capital veracruzana para suplir por un par de semanas (que ya se volvieron tres) a quien se quedó al frente del Diario Política, aprovecho este espacio para decirle a la gente de Tepa que debe dar gracias porque vive aún en el paraíso.

   Comparado con lo que pasa en otras partes del país, especialmente en los estados de Guerrero, Tamaulipas y Veracruz en lo que se refiere a la inseguridad y la violencia criminal, Tepatitlán es aún el paraíso terrenal, es un remanso de paz y tranquilidad donde todo está en calma y no pasa nada, comparado -repito- con las entidades mencionadas.

   Y lo mismo se puede decir en cuanto al orden, el respeto y la convivencia humana. Comparado con lo que ocurre en los estados de Chiapas, Oaxaca y Michoacán, donde los maestros le tienen tomada la medida al gobierno federal y a los estatales, donde las hordas de la CNTE y los normalistas hacen lo que se les pega la gana atropellando impunemente a la ciudadanía, en comparación con esos lugares Tepatitlán es un convento de monjas contemplativas o un monasterio de frailes franciscanos.

   Pero especialmente comparado con lo que ocurre actualmente en Veracruz donde me encuentro ahora. Todo el Estado está convertido en un pueblo sin ley. Todos los días, un día sí y otro también, hay bloqueos de calles, avenidas, carreteras y autopistas. Siempre ha sido así en parte, el gobierno (los gobiernos) ha malacostumbrado a la gente a conseguirlo todo presionando, y así se planta un pequeño grupo (o una multitud) frente al palacio de gobierno a media calle (a veces ocho o diez personas solamente, tomadas de la mano de banqueta a banqueta, otros acostados sobre el pavimento y dos o tres jugando futbol en la avenida), o en cualquier crucero, frente a la Secretaría de Educación o la de Finanzas especialmente, para exigir, en estos días que les paguen lo que les deben, y durante todo el año obras, agua, terrenos, viviendas, láminas, cemento, dinero, justicia… lo que usted se pueda imaginar. Y ya nadie pasa en automóvil, se desquicia el tráfico en toda la ciudad; y el gobierno en lugar de obligarlos, cuando son unos cuantos, a protestar en la Plaza Lerdo (frente al Palacio) y a no obstruir el tráfico vehicular, atraviesa una patrulla a dos cuadras del plantón en ambos sentidos de la Avenida Enríquez, para no permitir que lleguen los vehículos hasta los que protestan, porque varias veces conductores hartos y bastante irritados les han echado su auto encima a los manifestantes.

   Eso es lo normal, en estos momentos la situación está peor. El gobierno de Javier Duarte les debe a los profesores de educación básica y media, a la Universidad Veracruzana, a los jubilados y pensionados, a los constructores, a los comerciantes, a los hoteleros, a los medios de comunicación, a los transportistas, a las agencias de viajes, a los estudiantes sus becas, a los músicos, a los payasos, a las florerías, a la Cruz Roja… no sé de alguien a quien no le deba. La mayoría sólo se lamenta y algunos presentan demandas legales en espera de que algún día se les pague, pero los profesores no son de esos, han salido a las calles y carreteras y mantienen al Estado en el caos total.

   Y a la gente que trabaja, muy irritada porque no puede llegar a su destino. Ya se suscitaron algunos incidentes violentos, frente a la Secretaría de Finanzas un empleado de ésta se lió a golpes con los manifestantes porque no lo dejaron entrar a las instalaciones; y en Banderilla, municipio conurbado al de Xalapa, un hombre de edad avanzada, que viajaba de copiloto en un auto, se bajó navaja en mano y les dijo a los que bloqueaban la carretera que, o se quitaban o le iba a rajar la panza al primero que alcanzara. Quisieron que no y por las dudas mejor se quitaron y dejaron pasar a ese vehículo.

   Eso en lo que se refiere a la movilidad que no hay para cuándo se normalice, pues el gobierno no tiene con qué pagarles a los maestros, les promete y les promete y nada. Dicen que Javier Duarte se robó 35 mil millones de pesos y que a estas alturas aún anda viendo qué más se puede llevar. Yo no lo creo, por lo menos no creo que se haya robado todo ese dinero Él solo, sí creo que se lo llevaron principalmente algunos de sus colaboradores que tienen fama de ratas, pero Él en lugar de procesarlos y meterlos a la cárcel (porque se lo dijeron a tiempo) los hizo diputados, federales y locales, para que tuvieran fuero y no pudieran ser detenidos. Ahora está pagando las consecuencias y pasará a la historia como el peor gobernador que haya tenido Veracruz. Si es que no termina en la cárcel… Por lo pronto ya le quitaron sus derechos como priísta. Corruptos combatiendo a los corruptos, el corrupto presidente del PRI combatiendo al corrupto gobernador; el pelón corrupto presidente del PAN, “el Rey del Moche” predicando contra la corrupción… Así cómo pues.

   Ah, y el gobernador que viene no es mejor (si es que toma posesión), estará sólo dos años en el cargo y sin dinero.

   Y eso no es todo. En lo que se refiere a la violencia criminal, hay varias zonas del Estado, una de ellas a la que tengo que ir con frecuencia que es la del sur, desde Acayucan hasta Coatzacoalcos, diario, leyó usted bien, diario secuestran y asesinan a alguien, por lo menos a una persona, pero con frecuencia a varias en un solo lugar, a médicos, ganaderos, profesores… Últimamente estás secuestrando a estudiantes, de secundaria y de preparatoria. Los muchachos del CBTIS 48, de Acayucan, andaban boteando en estos días por las calles de la ciudad (que no es más grande que Tepatitlán pero que cuenta con 1,200 taxis), para reunir el dinero necesario para pagar el rescate de su compañero más recientemente secuestrado. Se dirigía el muchacho a la escuela acompañado de su papá, procedentes de Jáltipan donde vive la familia y a bordo de una camioneta, cuando poco antes de las 8 de la mañana los interceptaron los hombres armados y se lo llevaron. Esto la semana pasada, cuando secuestraron también a una muchacha de secundaria, que viajaba de San Juan Evangelista a Sayula de Alemán, la bajaron de un taxi y se la llevaron. Y ya se habían llevado a otras dos, de secundaria también y de ese mismo municipio vecino del de Acayucan.

   Mientras que en Tepatitlán y gracias a la presencia del Ejército, supongo, no pasa de que aparezca una mujer muerta allá por la parte de atrás del Núcleo de Feria, mujer que días antes ya se les había escapado a los malandros que la perseguían en un Jeep de lujo; o de que haya una balacera (casos aislados estos sí, porque pasan semanas o meses sin que se sepa de otros) en algún corralón con negocio de grúas, en el que se realizaba algún negocio de compraventa de drogas y donde había gente de la Fiscalía que participaba en el ilícito, hasta donde llegaron los soldados del Ejército y se armó la de Dios es Cristo, se trabaron a balazos en la madrugada. Sólo se supo de heridos y de armas y vehículos confiscados, pero la Fiscalía le echó tierra al caso y como en el de Camelia la Texana, nunca más se supo nada.

   Me preguntaba yo por qué permanecía (por qué permanece) el Ejército en Tepa, a pesar de que los malandros han organizado ya incluso una protesta y un bloqueo (que vengan a Veracruz para que aprendan) exigiendo que se vayan los soldados, y ya me dijeron por qué. Lo que pasa es que el gobierno de Jalisco es aliado del CJNG, y el gobierno federal no quiere cederle el control total y por eso mantiene a sus tropas en determinadas ciudades claves, como en Tepatitlán. En otras regiones manda Seguridad Pública del Estado, a cuyos mandos les grita y regaña El Mencho (según la revista Proceso), pero en Tepa manda el Ejército Mexicano. A Dios gracias y que su estancia se prolongue por muchos años más.

   Sólo así los tepatitlenses pueden  vivir en paz. Relativamente pues, comparado con otras latitudes, como ésta en la que me encuentro escribiendo el presente comentario, Tepatitlán es aún el Paraíso Terrenal. Y no pequen porque los expulsa Dios. Que tenga usted un buen fin de semana.

You Might Also Like

0 comentarios