Últimas Noticias:
Loading...
, ,

18 años

Share on Google Plus


Es de sabios o por lo menos de los no necios, reconocer cuando algo no es lo suyo, no porque no pueda conseguirlo o tenerlo en sus manos, simplemente no es lo suyo porque no lo domina.

Y lo mío no es hablar ante un micrófono o una cámara y mucho menos en vivo o al aire; los días en los que participo con Ramón Muñoz en su noticiero radiofónico Al Aire, me quedo sin voz, sin aire, sin saber qué decir o como construir decentemente una idea hablada, todo por los nervios que siempre han hecho presa de mí.

Y recientemente fui filmado para un video con motivo de los 18 años de 7 días y que en estos días será difundido en las redes, donde sentí que dije un montón de estupideces sin sentido. Si todavía no ven el video, cuando lo hagan se darán cuenta de lo que aquí les advierto y les ofrezco una sincera disculpa por ello.

Lo que sí es lo mío es lo escrito o por lo menos me siento más en mi elemento y creo que no la riego tanto como cuando tengo que hablar ante los micrófonos de la radio.

Así que, va ahora esto a propósito de los 18 años de 7 días, han sido muy sufridos, nada fáciles, ha costado muchas amarguras, fracasos, equivocaciones y hasta problemas personales o familiares y ¿ha valido la pena? Pues más o menos o, sí, sí ha valido la pena, los que trabajamos en este Semanario no nos hemos hecho ricos ni famosos, pero ha dejado satisfacción -creo yo- entre quienes formamos parte de 7 días.

Han sido 18 años donde hemos visto al PAN andar a sus anchas en la presidencia municipal, para luego ser desbancado por el PRI, volviendo los panistas al poder por otros tres años para entonces dar paso por primera vez a Movimiento Ciudadano. En su momento a los alcaldes de estos tres partidos les hemos incomodado, pero al final con todos ellos hemos mantenido una amistad o por lo menos una relación cordial, lo mismo que con los regidores y funcionarios que les acompañaron.

Curiosamente, con el único ex alcalde que se lleva mal con 7 días, el periódico ni siquiera existía cuando él mandaba en el ayuntamiento. Nos ha dicho de todo: rateros, putos, vendidos, corruptos, chayoteros, etcétera, sin embargo apuesto a que no se pierde ninguna de nuestras ediciones.

En su momento 7 días sobrevivió a la ola de medios impresos que brotaron por todos lados con el abaratamiento de las tecnologías digitales y que permitían editar un periódico o revista con relativa facilidad, pero que al cabo de un tiempo dejaban de existir al no poder subsistir, valga la cacofonía.

Ahora el periódico enfrenta otro reto, la competencia de las redes sociales y medios digitales, pues la tecnología sigue avanzando y ahora facilita que cualquiera publique lo que sea sin ningún tipo de rigor y posiblemente de dudosa veracidad, pero hay gente que les cree y deja de creernos a los medios tradicionales.

Esa es lo que nos tocó vivir, aceptamos el reto, mientras haya gente que siga buscando su periódico los sábados, ahí estaremos, pero también nos tendremos que adaptar a las nuevas tendencias y lectores digitales.

Gracias por acompañarnos estos 18 años.

You Might Also Like

0 comentarios