Últimas Noticias:
Loading...

Autopista roba a los usuarios

Share on Google Plus


Con el aval del gobierno

• Es de las más caras y el puente se está cayendo, por eso el atorón

7 días.- Caras y peligrosas las autopistas de Jalisco, sobre todo la que atraviesa la región de Los Altos y la que conduce de Guadalajara a Tepic, que se encuentran entre los 15 caminos de cuota más caros del país, de acuerdo con un estudio elaborado por la Universidad Autónoma de México (UNAM).

La autopista Guadalajara-Zapotlanejo cobra 2.11 pesos por kilómetro en su tarifa más baja; la Zapotlanejo-Lagos de Moreno cuesta 2.35 por cada 1,000 metros recorridos y la Guadalajara-Tepic 2.20 pesos. Las dos primeras son operadas por la empresa Red de Carreteras de Occidente (RCO), que tiene contrato con el gobierno federal hasta 2041 para operarla y la vía a Tepic, que es usada también para trasladarse a Puerto Vallarta, está a cargo de IDEAL, propiedad de Carlos Slim.

Y a pesar de estar entre los caminos más caros del país las autopistas jaliscienses, el libramiento Perote-Xalapa cuesta 4.13 pesos el kilómetro, casi el doble que la autopista de Los Altos.

El costo promedio por kilómetro en México es de 1.74 pesos, superando a la mayoría de los países de América Latina. Sin embargo, ninguna de las cuotas ya mencionadas supera el máximo permitido por el gobierno federal que concesiona los tramos, por lo que pese a lo caro que cobran algunas empresas por poder usar sus autopistas, todos sus cobros son legales y avalados por las autoridades.

La mayoría de las concesiones de autopistas a particulares se otorgaron en la década pasada y fueron dadas a 30 años, tras lo cual hipotéticamente quedarían liberadas y no se cobraría por su uso.

Peligrosas además

Los tramos concesionados en Los Altos a Red de Carreteras de Occidente, pese a sus tarifas de primer mundo, su servicio dista de ser de los mejores; los cierres por reparaciones son constantes, ahorcando la circulación y bloqueándola por completo por horas, sin hacer descuento a sus usuarios o siquiera avisar que en algunos tramos hay afectaciones que inciden en el tiempo de recorrido.

En esta semana que termina, el puente Fernando Espinosa, ubicado sobre la barranca del Río Santiago, fue parcialmente cerrado por reparaciones, tras presuntamente detectarse que la estructura tenía fallas y podría causar algún accidente.
Lo anterior provocó caos vehicular. Los encargados de cobrar el peaje sin embargo no advirtieron de esto a los usuarios y mucho menos dieron alguna compensación por las molestias y demoras.

Las reparaciones seguían hasta el cierre de esta edición, continuando el caos vehicular. Policías federales debieron intervenir desviando el tráfico por la carretera libre, pues las filas de carros parados por el camino de cuota llegaban hasta los cinco kilómetros de longitud.

You Might Also Like

0 comentarios