Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Las urgencias de las emergencias

Share on Google Plus


 La crisis económica alcanzó a los operadores, administradores e integrantes de los organismos de auxilio y socorro de la región.

 Ya no es sólo la Cruz Roja, emblemática institución de apoyo al necesitado. Ahora son muchas instituciones y, también, muchas las necesidades.

 Los diputados locales están ahora analizando si les aplican a los automovilistas la obligación de cooperarse con 40 pesotes al año cuando paguen su refrendo vehicular (tenencia estatal). Dice el representante estatal (que en realidad representa a los metropolitanos tapatíos), que ya no les alcanza lo que les donan, pide a los legisladores que obliguen a los jaliscienses a ponerle más a la alcancía de la Benemérita.

 En teoría parece justo lo que piden en la Cruz Roja Guadalajara; en la realidad es un abuso, pues el propietario de un vehículo en Mezcala (delegación de Tepa, por ejemplo), no tiene ambulancia, ni puesto de socorro, ni paramédicos de la Benemérita, pero “debe” hacer aportación voluntariamente a fuerzas.

 No es el único caso.

 En Tepatitlán (seguimos con el ejemplo), además de la Cruz Roja, tenemos otros organismos, entre ellos, la oficina del gobierno que atiende accidentes y emergencias que, en teoría, debiera atender a la población. Ahí la discrepancia está en la nómina. Mientras un bombero voluntario hace su labor de manera altruista, por ese mismo ejercicio, hay un empleado municipal con todos los derechos laborales, incluidas vacaciones, aguinaldo y antigüedad.

 En teoría, los dos colaboradores hacen lo mismo, tienen la misma vocación; en realidad, uno cobra y otro no.

 Y no es sólo Protección Civil y Bomberos. En Tepa hay Cruz Roja, Cruz Ambar, Comisión Nacional de Emergencia y otros grupos de voluntarios. ¿Cuál de todos ellos tiene más necesidad?, ¿Cuál es más importante o de mayor jerarquía para recibir apoyos y subsidios?

 Además de la falta de economía, de administración pertinente; esos organismos deben cubrir áreas que no les corresponden –en teoría, otra vez-; pero la gente acude a ellos porque las instituciones de salud oficiales no dan el ancho, por ejemplo, el ISSSTE, el IMSS o el Seguro Popular de la Secretaría de Salud. 

¿Qué sería de los pacientes con cirugías, ancianos, accidentados y discapacitados sin las ambulancias de todos esos cuerpos de emergencia, de auxilio y socorro?


 Las urgencias económicas llegaron para quedarse entre los organismos civiles de ayuda a la sociedad. No es sólo la Cruz Roja, son muchos los grupos que hoy en día velan por la población en casos de emergencias.

You Might Also Like

0 comentarios