Últimas Noticias:
Loading...
, ,

No hay dinero… ni pena

Share on Google Plus


 Cuando hay necesidades en casa, lo primero es hacer una lista con las urgencias. “Priorizar” dicen los tecnócratas. Las necesidades se resuelven de acuerdo a las posibilidades. 

Por ejemplo, las mamás, en casa, saben de cómo hacer rendir los presupuestos. Eso lo sabe cualquiera que tiene Madre.

 El tema viene a cuento por la forma en que este año han sido abordados los asuntos del Municipio de Tepatitlán. Cuando la gente pide una obra, cuando el pueblo solicita una decisión de los funcionarios, en su gran mayoría, la respuesta en automático ha sido: “no hay dinero”, “no hay presupuesto”.

 Esas frases, a base de repetirlas, ya se hicieron verdad en el léxico de los funcionarios. Eso hacen creer a los ciudadanos.

 Y tal vez sea cierto. Tal vez no haya dinero, seguramente los presupuestos no alcanzan. Debiéramos entender los ciudadanos que los gobernantes no traen la billetera abierta, ni chequera libre. Tal vez somos injustos los ciudadanos en señalar a los pobres burócratas por no atender el bacheo, las lámparas, la recolección de basura, la limpieza de los parques, la reparación de los caminos rurales, el aseo de las escuelas, el transporte urbano, la seguridad pública, la generación de empleos.

 Seguramente somos injustos los ciudadanos al criticar, incluso, a los nobles burócratas.

 Lo que también es cierto es que, igual que en una familia, el dinero debe hacerse rendir. En una casa no puede haber fiestas ni pachangas sin antes pagar la luz, la renta (hipoteca), el alimento, la impermeabilización del techo, la reparación del grifo, el uniforme del niño, la mochila de la niña, el transporte al trabajo y el libro o la tarea. De todos esos gastos y de cómo hacer rendir el “chivo”, de eso las mamás sí saben. Y cualquier que tiene madre, lo sabe.

 Lo que no entendemos los ciudadanos es cómo en un municipio que presume tener presupuesto de casi 600 millones de pesos, no puedan atender los reclamos de los vecinos, la atención básica de servicios, el bacheo o pavimentación de calles, el patrullaje de las calles, el alumbrado público, la reparación oportuna de fugas de agua; el mantenimiento de parques y jardines, el fomento deportivo, la generación de empleo; la infraestructura, la salud, la educación.

 Para lo que sí hay dinero, presupuesto, en el gobierno de Tepatitlán, es para festivales, fiestas y posadas. 

 El dinero ha sobrado para promociones, imágenes, volantes, folletos, cultos a la personalidad, aguinaldos, viajes, choques de autos, exámenes antidoping, asesorías, compras opacas. Catrinas, desfiles de modas, palenques, certámenes, castillos pirotécnicos, carros alegóricos y otras vanalidades.

 Tirar el dinero, cuando es escaso, en cosas banales no se hace en casa, a menos que no haya madre, porque las madres sí saben en qué gastar el presupuesto.



You Might Also Like

0 comentarios