Últimas Noticias:
Loading...

Gasolineros de Tepa no pudieron hacer su agosto

Share on Google Plus

Por falta de producto

• Pemex no les surtió y se quedaron sin poder vender

7 días.- Las gasolineras de Tepatitlán no pudieron aprovechar desde el primer minuto los nuevos precios del gasolinazo, pues la mayoría de ellas no contaban con combustible al momento de entrar este 2017, por causa del desabasto que ha afectado a gran parte del país por la insuficiencia de Pemex de poder surtir todas las estaciones de servicio.

Durante la última semana de 2016, varias de las gasolineras que hay en la cabecera municipal tuvieron problemas de abastecimiento y no pudieron vender a sus clientes, sobre todo la gasolina Magna o bien limitaban su venta para poder vender a un mayor número de consumidores.

El 31 de diciembre prácticamente todos los puntos de venta dejaron de vender dicho combustible y varios de ellos de plano cerraron al público; en las pocas estaciones que sí había disponible Magna los vehículos se amontonaron y en algunos otros lugares los empleados explicaban que tenían varios días esperando a que “llegara la pipa”, la cual se encontraba en alguna planta de Pemex aguardando a poder ser surtida.

Algunos consumidores especularon que en realidad los vendedores estaban ocultando la gasolina hasta que fuera año nuevo y entonces darla con los nuevos precios, pero llegó la medianoche y luego la madrugada del 1 de enero y las gasolineras continuaron cerradas por no tener qué vender.

La situación se fue normalizando conforme transcurrió la semana y aunque en algunas zonas del país las protestas por el gasolinazo incluyeron el cierre o saqueo de estaciones de servicio, en Tepa no ocurrió así.

De acuerdo con Pemex, el desabasto fue provocado por varios factores y muy variados, entre ellos que el combustible importado, que en gran parte llega a México a través de barcos, no pudo ser descargado por el mal tiempo que hubo en los puertos del golfo. Otra razón habría sido que ante el temor del nuevo precio de la gasolina, hubo una demanda excesiva del carburante, rebasando el sistema de abastecimiento nacional.

Y otro de las razones que argumentó el gobierno a través de Pemex fue la “ordeña” de ductos en varias partes del país, que obligaron a las autoridades a suspender el servicio mientras los tubos eran reparados.

You Might Also Like

0 comentarios