Últimas Noticias:
Loading...
, ,

#MenosVotosMenosDinero

Share on Google Plus


• Y al no haber dinero, habrá menos partidos

Por cada voto que los más de 19 millones de mexicanos depositaron en las urnas por Enrique Peña Nieto en el 2012, el INE les entregó 94.85 pesos al PRI y al PVEM en el 2015, la mayor parte al PRI por supuesto, al que le tocaron 1,376 millones de pesos. Cada vez que votó alguien por alguno de esos dos partidos, les regaló esa cantidad, casi 95 pesos. ¿Le parece que hizo usted un buen negocio yendo a votar?

Por Andrés Manuel López Obrador votaron 15 millones 896 mil 999 personas (3,329,785 menos que por Peña Nieto), por lo que el INE repartió Mil 644 millones 100 mil pesos entre el PRD, el PT y el MC que fueron los partidos que lo postularon, es decir, 103.42 pesos por cada voto. Si votó usted por alguno de esos tres partidos para que AMLO fuera presidente, les regaló 103 pesos con 42 centavos para que se los repartieran entre los tres. Hizo usted un peor negocio, porque ni siquiera ganó López la presidencia.

Pero el peor de los negocios en 2012 lo hicieron los panistas, o los simpatizantes del PAN, que votaron por Josefina Vázquez Mota que consiguió 12 millones 786 mil 647 votos y quedó en el tercer lugar, pues gracias a esa votación el INE le entregó al PAN Mil 158 millones de pesos en el 2015, $90.56 por cada voto. Eso es lo que nos costó el año antepasado la democracia, para elegir a quienes aprobaron hace unos meses meternos la faca con los precios de la gasolina. Recibieron los partidos políticos 5 mil 356 millones 771 mil 247 pesos para atornillarnos.

Pero no tiene la culpa el indio, sino el que lo hace compadre, siga yendo usted a votar…. Y si no le gusta lo que recibe a cambio, si no quiere seguirles regalando entre 90 y 100 pesos de su bolsa a cada partido, pues… tenga una poca de…. dignidad y escriba “Chinguen a su madre todos” en la boleta electoral.

Esa, me parece, es la única forma efectiva de protestar contra el gasolinazo. Hay muchas otras que podrían hacerle mella al gobierno: 

No pagar impuestos por ejemplo, pero no se atreve la masa. Impedir que cobren en las autopistas, pero no una hora ni dos, sino durante semanas o meses y la gente no tiene tiempo para eso. Bloquear la entrada a las oficinas del SAT en todo el país para que no puedan trabajar quienes nos cobran los impuestos, pero tampoco se atreve la mayoría por temor a los garrotazos. Y otra, inútil, la de protestar pacíficamente en las calles. Más la estupidez del vandalismo y el saqueo, cuya única consecuencia puede ser ir a la cárcel por años.

Hay quien propone ir a las gasolineras en grupo, cargar y pagar sólo la cantidad que se pagaba hasta el día 31 de diciembre. En primer lugar las gasolineras no son del gobierno y los dueños ninguna culpa tienen del incremento en los precios, mucho menos los bomberos despachadores, a ellos les van a cobrar la cuenta completa de los litros despachados, y los pobres están más jodidos que los clientes automovilistas. Y en segundo lugar podría hacer eso (de no pagar el total) una persona, dos tal vez, tres pura madre, con accionar un interruptor cualquier empleado de la estación puede paralizar todas las bombas y se suspende el servicio.

Creo que la solución está en las urnas. Le explico: El monto del financiamiento público para actividades ordinarias, ojo, sólo para sus actividades ordinarias, normales, todas aquellas que no tienen que ver con las campañas electorales, fue de $3,909,545,803.15 durante el 2015.

Pero, de manera adicional a estos recursos, para sus campañas electorales la ley prevé una segunda fuente de financiamiento para gastos de campaña. Para calcular este monto, al tratarse de campañas intermedias (como las del 2015) el monto del financiamiento que debe distribuirse entre los partidos políticos es el equivalente al 30% del financiamiento público para actividades ordinarias, que en ese año ascendió a $1,172,863,740.95 pesos.

Y más aún, el gobierno les da otra cantidad a los partidos políticos, ésta para actividades específicas como educación cívica e investigación, cantidad que en el 2015 ascendió a $117,286,374.10 lo que debió ser distribuido el 30% de manera igualitaria, y el 70% en función del porcentaje de votación ¡ojo! que cada uno haya obtenido en la elección anterior de diputados. Entre más votos haya obtenido un partido, más dinero le dan para la siguiente elección.

Pero no termina el desembolso. La ley establece como prerrogativa para los partidos políticos financiamiento público para las franquicias postales y telegráficas, que se distribuye en forma igualitaria entre éstos. La franquicia postal para el año 2015 ascendió a la cantidad de 156 millones 381 mil 832 pesos. Y cada partido político tuvo como financiamiento por este rubro un monto de $15,638,183.21 pesos.

El monto de financiamiento público para las actividades ordinarias de los partidos políticos, se obtiene del resultado de multiplicar el padrón electoral con corte a julio del año anterior, por el 65% del salario mínimo vigente en la región, de conformidad con el artículo 51 de la Ley General de Partidos Políticos.

El partido que más recursos recibió en el 2015 fue el Revolucionario Institucional (PRI) con 1,376 millones de pesos. Lo siguieron el Partido Acción Nacional (PAN) con 1,158 millones, y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) con 886.1 millones de pesos.

En cuarto lugar estuvo el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), aliado tradicional del PRI, con 444.7 millones de pesos. A éste le siguió el Partido del Trabajo (PT) con 389.7 millones; el Partido Nueva Alianza (Panal) con 371.2 millones, y el Movimiento Ciudadano (MC) con 368.4 millones de pesos. Los tres nuevos partidos políticos, Morena, Humanista y Encuentro Social (PES), recibieron 120.9 millones de pesos cada uno.

Por eso hay tantos partidos políticos en México, porque son un buen negocio. Para usted no, usted sólo pone de su bolsa a través de los impuestos, cada vez que vota le asignan una cantidad al partido por el que votó, que ya decíamos al principio va de los 90 a los 100 pesos o un poco más. La mayoría no lo sabe, porque no se toma la molestia de informarse, nomás van a votar como parte de un rebaño, al que a veces llevan incluso en taxi los partidos, todos, no saben que el voto cuesta, que nos cuesta, que pagamos por votar…

La mayoría nos quejamos de lo que nos hacen los diputados, de tantos diputados, federales y locales, de tantos senadores, y sobre todo de tantos partidos políticos, casi todos franquicias, negocios particulares que cada tres años van en alianza con alguno de los grandes para que algo les toque; pero nomás nos quejamos, no hacemos nada para ponerle remedio a esta situación. Y tenemos la herramienta en la mano, pero no sabemos o no queremos utilizarla.

La herramienta es el voto, el “Chinguen a su madre todos” en la boleta electoral, o si es usted incapaz de decir o de escribir una palabra altisonante, puede anotar “Menos votos menos dinero” en la boleta electoral, y no votar por ningún candidato.

El día que sólo su familia vote por algún candidato, quiero ver que tenga el descaro, el cinismo, de acudir a tomar posesión del cargo. Y cuando vean el rechazo de la ciudadanía se la pensarán dos veces para seguirnos jodiendo. Y disminuirá el gasto, el dinero mal gastado en partidos políticos. Ya algunos gobernantes con un poco de congruencia y un mínimo de decencia, como el gobernador de Jalisco Aristóteles Sandoval está proponiendo que no se les otorgue dinero a los partidos en años no electorales, sería magnífico, pero no va a prosperar su propuesta, ¿usted cree que ellos mismos, los diputados y senadores que sólo representan los intereses de su partido, van a legislar para que les den menos dinero?

Los únicos que les podemos recortar lo que se roban, somos los ciudadanos. Menos votos, menos dinero a los partidos; menos dinero, menos partidos. Qué le parece #MenosVotosMenosDinero de aquí hasta que haya elecciones… en una de esas y se logra crear conciencia y les ponemos un ¡hasta aquí! En sus manos está, usted decide…

You Might Also Like

0 comentarios