Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Se quedan huérfanos

Share on Google Plus


La muerte de la diputada Cecilia González ha dejado varios huérfanos.

 En el plano familiar, como líder de sus cuatro hijos, siempre mostró el mismo carácter para sacarles adelante, a sus tres niñas, a su hijo y, también, a sus nietos. Como madre y abuela, su compromiso y legado es innegable, indiscutible.

 En la arena política, a donde Cecilia decidió adentrarse hace unos diez años, primero como regidora en la planilla de Juan Carlos Castellanos y luego por su propia cuenta, Cecilia fue la única priísta, en los últimos 25 años, que pudo consolidar un verdadero equipo, sólido, cerrado, fiel y leal.

 A ella se la deben decenas de tepatitlenses que hoy, por ejemplo, ocupan cargos públicos en el gobierno del Estado, en diferentes posiciones. Sin la mano de Cecilia, la gran mayoría de las Delegaciones del Gobierno en Altos Sur, con cabecera en Tepatitlán, hubieran sido para gente de Omar Hernández, de Arturo Zamora, de Roberto López Lara o de otros políticos que nada tienen y –en ocasiones- nada quieren con Tepatitlán.

 Con la muerte de Cecilia González han quedado en la orfandad varios funcionarios que, al margen de cuál sea el ajedrez que juegue Aristóteles Sandoval como gobernador o José Socorro “Coco” Velázquez como líder estatal del PRI rumbo al 2018; ya no tienen la mano que les soportó en esas posiciones.

 La ausencia de Cecilia pesará, no sólo para sus hijos y su marido, para su familia de sangre. A ellos les ha dejado un legado de esfuerzo, de vigor, de templanza por alcanzar las metas. Así era ella, así fue ella y su familia siempre le reconoció esos talentos y seguramente los continuarán.

 La ausencia de Cecilia González, la política, dejará un hueco en la estructura priísta. No hay sucesor, ni sucesora. Hubo contrincantes, hizo grupo, tuvo discípulos, ¿podrán seguir en el PRI y en el gobierno sin su Madrina?

 Esa es una verdadera prueba de fuego para varias y varios que, esta semana, despidieron no sólo a su amiga, sino también a su Jefa, a su verdadera lideresa política.

 Son varias posiciones ocupadas por cecilistas; obviaremos nombres para no lastimar ánimos en estos días de duelo. Pero ¿resistirán por sus propios logros quedarse en los cargos que hasta esta semana han ostentado?

 Si estuvieron por sí o por su Jefa, ya lo sabremos. En los probables cambios de los meses futuros, veremos de qué están hechos los discípulos.

You Might Also Like

0 comentarios