Últimas Noticias:
Loading...

En Los Altos, nadie está listo para enfrentar a un estudiante armado

Share on Google Plus

Admiten los maestros

• Les ponen actividades deportivas, para ver si así no piensan en armas

• Pero no siempre ha funcionado, ya han hallado a niños que se sienten malandros

7 días.- Pese a que desde hace tiempo se llevan a cabo programas de prevención de conductas violentas en los alumnos de escuelas públicas, las autoridades educativas de la región admiten que ante una situación de alto peligro no existe ningún protocolo a seguir ni entrenamiento para hacerle frente y tratar de desactivar la emergencia.

El pasado martes se llevó a cabo una reunión en las instalaciones de la Delegación Regional de la Secretaría de Educación Jalisco (DRSE) Altos Sur en Tepatitlán, entre oficiales de la Policía Federal y algunos maestros e inspectores de varias zonas escolares de la región. El evento fue organizado por la delegada María Concepción Franco Lucio y se vieron las acciones que se están llevando a cabo para prevenir y detectar a aquellos menores que estudien en alguna escuela y que puedan protagonizar un episodio de violencia como el ocurrido en Monterrey en días pasados, donde un estudiante de secundaria mediante un arma de fuego atentó contra sus compañeros y maestra y luego se quitó la vida.

En la sesión se habló que desde hace dos años se imparten talleres extra escolares, donde los menores pueden hacer una actividad que los aleje de conductas violentas como deportes, alguna enseñanza técnica como computación o artística o intelectual como ajedrez y otros juegos de mesa.

Por su parte los oficiales de la Policía Federal aseguraron que estarán en contacto permanente con las actividades educativas para orientar sobre cómo prevenir este tipo de conductas y se comprometieron a visitar cualquier plantel escolar de ser necesario y extender este tipo de capacitaciones sobre todos los maestros e incluso los alumnos.

Sin embargo, cuándo se les preguntó si alguien en las escuelas sabría cómo reaccionar si alguien dentro del plantel amenaza a alguien más con un arma de cualquier tipo, la respuesta fue no y se argumentó que nadie está preparado para ese tipo de situaciones, donde se impondría la adrenalina del momento, por lo que se busca que no ocurran este tipo de eventos mediante la prevención con las actividades extra escolares ya mencionadas.

Luego una maestra refirió que aunque en Tepa no se han dado casos como el de Monterrey, ella fue testigo de cómo hace unos años, un niño de sexto año llevó a la escuela una “manopla” (instrumento metálico que se coloca en los dedos de una mano con la intención de provocar lesiones), quien cuando fue interrogado dijo que él era el jefe de una pandilla y que varios de sus compañeros formaban parte de la misma.


Y a pesar de lo anterior, los docentes aseguraron que las conductas violentas en los menores han disminuido sus casos gracias a los programas preventivos.

You Might Also Like

0 comentarios