Últimas Noticias:
Loading...
,

Trump vs los medios

Share on Google Plus


• A ver de qué cuero salen más correas

   Lo que le está pasando al presidente gringo Donald Trump con los medios de comunicación, tradicionales e influyentes (el periódico Washington Post ya obligó a renunciar a su principal asesor de Seguridad Nacional), con los que está en guerra desde que era candidato, me confirma -una vez más- la teoría que he venido sosteniendo acerca de la relación entre medios y gobierno.

   Independientemente de la honestidad o deshonestidad de los medios, y también de los funcionarios de cualquier nivel con los que coexisten (Trump dice que los más importantes periódicos y cadenas de televisión en Estados Unidos son deshonestos), estoy convencido de que un gobierno puede gobernar CON los medios, puede mal gobernar SIN los medios, pero no puede gobernar CONTRA los medios.

   Es decir, puede gobernar (bien si es listo el gobernante), trabajar, robar si se lo propone, con la mayor tranquilidad si cuenta CON el apoyo de los medios de comunicación, apoyo que consiste para la mayoría de estos en la compra de publicidad oficial (algunos viven exclusivamente de eso), aunque los hay, dependiendo del nivel, la importancia y el peso del medio, que pretenden incluso que les sea compartido el poder. Pueden mal gobernar SIN los medios de comunicación, sin que trascienda su labor, sin que casi nadie se entere de lo poco o nada que hacen, criticados constantemente por los ciudadanos debido a la falta de atención a los servicios públicos; pasará su gestión (de esos gobiernos) sin pena ni gloria, como un gobierno de mediocres que no hizo nada por su pueblo, y más temprano que tarde serán olvidados.

   Pero no pueden gobernar teniendo en CONTRA a los medios. Si en lugar de apoyarlos o simplemente ignorarlos, les declaran la guerra, los medios reaccionan igual y le hacen la vida imposible al gobierno. Lo vi con Javier Duarte a lo largo de su desastrosa gestión en Veracruz, vi las tres situaciones de que hablaba en el segundo párrafo de este comentario, mientras gobernó CON los medios todo fue miel sobre hojuelas, los primeros cuatro años de su gobierno tuvo tranquilidad (ahora se sabe que para robar principalmente); en el penúltimo, cuando se empezaron a retrasar los pagos de los convenios hasta dejar de fluir el recurso (así le llama el gobierno al dinero) para los medios, éstos lo ignoraron y empezó a pasarla mal; pero en el sexto y último año de su gobierno, cuando Javier Duarte no sólo dejó de pagarles e ignorar a los medios, sino que les declaró la guerra, éstos le hicieron la vida imposible, apoyaron algunos al candidato opositor Miguel Ángel Yunes (que finalmente ganó la elección), se destaparon cloacas, transas, enjuagues, raterías, abusos...

   Y Javier Duarte no resistió, faltando casi dos meses para que terminara su mandato solicitó licencia para separarse del cargo y huyó. Esto no hubiera pasado si el jefe del Ejecutivo en Veracruz hubiera gobernado hasta el final CON los medios, pero tenía que llevarse todo, hasta el dinero que aportaron los contribuyentes para la Cruz Roja, ya no digamos aquel con que se pagaba a los medios…

   Y lo veo ahora con Donald Trump, que no quiere gobernar CON los medios ni SIN los medios, sino en CONTRA de los medios, lo declaró Él mismo en un tuit: “Tengo una guerra con los medios de comunicación”. Y los resultados se empiezan a ver, en la primera semana de su gobierno le renunció la mitad del Departamento de Estado, experimentados diplomáticos lo mandaron al diablo por su agresiva política migratoria, renunció luego el más alto jefe de la Patrulla Fronteriza, después la Fiscal General de la Nación (el equivalente aquí al titular de la PGR), luego se le rebelaron autoridades locales (alcaldes y jefes policiacos) de las llamadas Ciudades Santuario, que se niegan a colaborar con la Migra para denunciar a indocumentados, a continuación el Poder Judicial frenó la Orden Ejecutiva de Trump para evitar el ingreso a Estados Unidos de personas provenientes de siete países de mayoría islámica, luego renunció su Secretario del Trabajo, y lo más reciente (hasta la hora de redactar esto, porque diario se le ocurre alguna nueva estupidez): diputados de su Partido Republicano, los más duros incluso, le dijeron que no le aprobarán la construcción del muro si no explica con detalles cómo lo va a pagar.

   A todo lo anterior han contribuido las publicaciones que hacen diario en su contra los periódicos más grandes, famosos e influyentes de Estados Unidos, junto con las cadenas de televisión que lo traen jodido desde su campaña. Pensó Trump que podría gobernar a través del Twitter, ya está viendo que no y que los medios de comunicación tradicionales tienen más credibilidad y que su influencia en la opinión pública no ha disminuido sino al contrario.

   Le decía en el primer párrafo que una denuncia (fundamentada) del Washington Post, provocó la renuncia del principal asesor de Seguridad Nacional de Trump, el general Michael Flynn, tras dar a conocer los contactos -indebidos y secretos- de éste con el espionaje y el gobierno ruso antes de la elección. Duró sólo tres semanas en el cargo.

   Y lo vi antes cuando en 1974 el presidente Richard Nixon se vio obligado a renunciar a la presidencia de Estados Unidos, luego de que los periódicos New York Times y Washington Post denunciaron el espionaje que ordenó el Presidente contra el Partido Demócrata en aquel famoso escándalo llamado Water Gate. Los medios de comunicación vencieron al hombre que regía los destinos del país más poderoso de la tierra.

   ¿Cómo le va a ir ahora a Donald Trump? no lo sé. Está enfrentado con los poderosos medios de comunicación y le puede ir como en feria, podría no terminar su periodo pero no lo sé. De lo que sí estoy seguro es que aquello que se decía hace años en broma, como un halago, de que la prensa era el Cuarto Poder, hoy es una realidad. Se puede gobernar CON los medios, se puede mal gobernar SIN los medios, pero no se puede gobernar en CONTRA de los medios.

   Ya veremos en el caso de los medios contra Trump de qué cuero salen más correas…

You Might Also Like

0 comentarios