Últimas Noticias:
Loading...
, , ,

Urge controlar el ruido

Share on Google Plus


Vaya para ustedes el saludo semanal de costumbre.

Hay diferentes tipos de contaminación, pero en Arandas particularmente hay 2 que destacan y en las cuales poco se ha hecho para combatirlas lamentablemente.

Una de ellas, que por lo menos no hace o provoca daño a la salud, es la contaminación visual. La ausencia de un orden arquitectónico estético o uniforme debido a que se perdieron todas aquellas fincas con valor histórico o arquitectónico que fueron demolidas o modificadas desde hace años por la permisividad de las Autoridades del momento y en muchas de las cuales se colocan anuncios de diferentes medidas y diseños, lo que hace que las calles del centro histórico luzcan saturadas de anuncios, redes, cables, luminosos y demás sin ninguna regulación u orden específico.

Pero la otra y a la que quiero darle énfasis, es la relativa a la contaminación auditiva que esa si que hace daño a la salud. La circulación de vehículos sin silenciador, los que andan en labores de perifoneo y que por cierto no son pocos, que circulan con el volumen exageradamente alto y finalmente las motocicletas que son en verdad el colmo del ruido dañino que provocan a la salud de personas enfermas, niños, gente de la tercera edad que no pueden encontrar tranquilidad ni metidos en sus hogares, pues el ruido que provocan es infernal.

Aparte de todo ello, no hay semana que transcurra sin que se sepa de accidentes ocurridos en donde participan conductores de motocicletas que chocan, son atropellados o de plano se caen provocándose lesiones que originarán gastos para recuperar la salud y afectan la productividad en personas de poca edad o jóvenes que faltan a sus trabajos o actividades debido a las lesiones sufridas.

Es por tanto necesario que las Autoridades intervengan y pongan mano dura para corregir éstas anomalías imponiendo sanciones fuertes que obliguen a todos los involucrados a respetar los reglamentos de tránsito, pero sobre todo mostrar respeto por el derecho a la tranquilidad y el descanso que necesitan niños, personas enfermas y las de la tercera edad a quienes desquician en su sistema nervioso debido al excesivo ruido que provocan unos y otros.

Ya hay planes al respecto, pues se ha conocido de una encuesta realizada por Seguridad Pública y Vialidad ordenada por el Comisario Eulogio Candenedo, pero creo que es ocioso el hacer una encuesta para saber lo que opina la gente, pues indudablemente que todo mundo quiere que se acabe con ese desorden y el ruido que se provoca.


Nos leeremos en la próxima entrega.

You Might Also Like

0 comentarios