Últimas Noticias:
Loading...
, , ,

¿No valen más ustedes que la hierba del campo?

Share on Google Plus

Encuentro dominical


Por Oscar Maldonado Villalpando

8º Domingo ordinario.
Primera lectura: Is. 49, 14-15.
Salmo: 61
Segunda lectura:   ICo. 4, 1-5
Tercera lectura: Mt. 6, 24-34.
  
Ternura de Dios
  
Más que una madre.
Aunque una madre dejara de enternecerse por el hijo de sus entrañas, yo no. Yo nunca me olvidaré de ti.
Así que en este mundo frío, hostil, violento. Nos queda la ternura de Dios. Podemos acudir a Él con confianza. El Señor siempre nos espera con los brazos abiertos.
  
Salmo 61
  
Sólo en Dios he puesto mi confianza.
  
Sólo en Dios he puesto mi confianza,
porque de Él vendrá el bien que espero.
Él es mi refugio y mi defensa,
ya nada me inquietará.
  
Sólo Dios es mi esperanza,
Mi confianza es el Señor:
es mi baluarte y firmeza,
es mi Dios y salvador.
  
De Dios viene mi salvación y mi gloria;
Él es mi roca firme y mi refugio.
Confía siempre en Él, pueblo mío,
Y desahoga tu corazón en su presencia.
  
El Señor descubrirá las intenciones del corazón
  
El Señor es quien hace el juicio definitivo. San Pablo se atiene a esa sentencia de Dios. Así que no es tan relevante la opinión del mundo. Este es muy práctico ahora. Se vive muy pendiente de la opinión externa. Nos debemos preocupar de lo que Dios nos manda, de cumplir su ley. De ser fieles administradores de la verdad y del bien.

Preocúpate más por tu conciencia que por tu reputación, tu conciencia es lo que tú eres, tu reputación es lo que otros piensan de ti. Lo que otros piensen o digan es cosa suya.
  
No se apuren por el día de mañana
  
Tan hermoso mensaje de confianza en la Divina Providencia, viene precedido de una advertencia: Nadie puede servir a dos amos. No pueden servir a Dios y al dinero. Nunca tan urgente la aplicación de esta enseñanza de Jesús. Nuestro mundo está en manos de las empresas transnacionales. Se nos ha ido de la mano, aquel mundo en que la familia era autosuficiente, especialmente en el campo. Estamos en manos de los grandes ricos.


  Pero asumido este principio, Jesús invita a la confianza. Invita a abandonarnos en las manos de Dios. Claro, tomando las precauciones necesarias. Pero nos muestra a los pajarillos del campo que nunca les falta lo necesario, mientras el hombre no manipule su entorno. Nos invita a considerar la hierba del campo, que se engalana y florece, si el hombre no contamina la tierra. El plan de Dios es hermoso, el proyecto de Dios es espléndido. El hombre es el centro de ese plan, el hombre es consentido de Dios. Vivamos esta confianza, este amor y esta ternura de Dios para nosotros.

You Might Also Like

1 comentarios

  1. Asi tambien dijo vallan y predique a todos la palabra de dios si cambiar ni adulterarla porque los que los crean y se arrepietan son
    nacidos de nuevo pero si estos se alimentan con leche adulterada les hace mas dano pues no ensemarles la verdad es peor pues estos son enganados por falsas dotrinas y iglecias paganas eh idolatras eso esta proibido por Elogin por eso ay que esenarles la verdad que fue escrita por inspiracion de dios mas no por hombres nadie tiene poder para cambiar la ley de dios y como es esto que la ley es clara por eso esta mexico como esta puras mentiras emsenan y hacen que las almas se condenen la biblia original esta en hebreo y por que nolo ensenan que rarro ya ay traduciones que son fiel mente sacadas del hebreo o que no saben o para que tanto estudiar y para que para nada ahhh la innorancia o el negocio siii

    ResponderEliminar