Últimas Noticias:
Loading...

Zapotillo nos dejará sin agua: opositores

Share on Google Plus

Alarma

• El gobierno federal ya no permitirá usar pozos ni bordos por favorecer a la presa

• Y el que quiera agua del Verde, deberá pagarla a un precio carísimo, aseguran


7 días.- De acuerdo con las organizaciones sociales que se oponen a la construcción de la presa El Zapotillo en Cañadas de Obregón y al trasvase de su agua al estado de Guanajuato, el embalse no sólo no daría agua a la región de Los Altos en Jalisco, sino que también acabaría con las pocas fuentes de agua con las que aún se cuentan en la zona, ante una posible prohibición de las autoridades de que puedan seguir siendo usadas, para favorecer así la recarga del acuífero principal.

El martes pasado las organizaciones Salvemos Temaca, Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (INDEC), Colectivo de Abogados, entre otros, estuvieron en Tepatitlán para exponer sus razones por las que se oponen al vaso artificial y anticiparon lo que pasaría una vez que la presa comience a mandar su agua a León.

Los quejosos aseguraron que con el argumento de recargar el acuífero principal de la zona que sería el Río Verde y la presa El Zapotillo, las autoridades federales prohibirían el uso de pozos profundos, construcción de bordos y su uso, lo que afectaría a casi 800 mil habitantes de Los Altos y la producción del 80 por ciento del huevo que consume el país y casi una cuarta parte de la carne que se produce a nivel nacional.

Y los alteños -continuaron los opositores- difícilmente podrán acceder a la presa El Zapotillo, pese a la promesa de la Federación de que esta agua también es para los habitantes de la zona.

Explicaron que no hay ningún estudio ni proyecto y mucho menos recursos para que los municipios de Los Altos extraigan agua de El Zapotillo, por lo que el ayuntamiento que quiera acceder a la presa deberá conseguir su propio dinero y contratar expertos y trabajadores que se encarguen de cada una de las redes municipales, lo que no ha sucedido con León, el principal beneficiado del proyecto, pues todos los recursos que se han invertido para que esta cuidad tenga agua, han salido de fuentes federales.

La empresa española encargada del acueducto, Abengoa, desde 2015 está quebrada y sin embargo el gobierno ha insistido en ayudarle financieramente y le ha dado desde entonces 1,000 millones de pesos, de acuerdo con los colectivos sociales reunidos el martes.

“Abengoa venderá un agua que no es suya, que no le costará ni un centavo, a su cliente cautivo que serán los habitantes de León por 25 años, al precio que quieran y aumentándole cuantas veces quieran y lo mismo pasará con los municipios de Los Altos que quieran conectarse a El Zapotillo”, denunciaron los quejosos.

Por todo lo anterior, los defensores del Río Verde y Temaca piden a la ONU, que desde hace más de un año lleva a cabo un estudio, que diga si es sostenible o no la presa de El Zapotillo, que no se preste al juego de las autoridades y avale un proyecto de corrupción y nocivo para los habitantes de la zona.

You Might Also Like

0 comentarios