Últimas Noticias:
Loading...
,

Bertha de Anda, pionera de la educación en Los Altos

Share on Google Plus

7 días.- Bertha de Anda es parte de una familia que ha contribuido al desarrollo y crecimiento de Tepatitlán. Su padre, don José de Anda Hernández, fue un gran ganadero, en varias ocasiones presidente municipal y durante su periodo apoyó a la charrería y la avicultura, además durante sus administraciones y bajo la presidencia de varios miembros de la familia de Anda se cubrieron las necesidades más apremiantes de ese entonces, como lo fue el drenaje, agua potable y el alumbrado público; se abrieron fuentes de trabajo para la población, entre otras carencias más, señala orgullosamente Bertha.

Recuerda que vivió una infancia muy feliz y amena y creció bajo la protección y el cariño de sus  padres, siendo la menor de 25 hermanos. 

Parte de sus estudios de primaria y secundaria los cursó en Guadalajara; tuvo la oportunidad de continuar el bachillerato en la prestigiada Escuela Preparatoria Femenil de la UAG y luego ingresó a cursar la Licenciatura en Psicología en esa misma universidad. 

“Estuve en una linda preparatoria y ahí noté un gran cambio, despertó en mí, la inquietud por la investigación; y durante mi carrera, los directivos descubrieron mi vocación hacia la docencia, y es donde me enamoré de la educación”, comenta de Anda.

Como profesionista, la licenciada de Anda toma conciencia que en la región, desde ese entonces, las familias unidas permiten el desarrollo económico de las empresas familiares; percibió que los ingresos económicos en la mayoría de la población se destinaban principalmente a solventar las necesidades básicas, lo que impide muchas veces distraer estos recursos en proporcionar educación de nivel superior a los hijos.  

Y algo característico era que, cuando la situación económica lo permitía, muchos padres acostumbran dar prioridad de educación a los varones sobre la educación de las mujeres, debido a que estos serían en un futuro el jefe de una nueva familia o quien administrara el negocio familiar. Se consideraba como riesgo e inseguridad el permitir a la mujer que abandonara la casa paterna y vivir en otra ciudad para tener acceso a una educación de nivel superior, por lo que no se permitía. 

Viendo la anterior situación, las necesidades reales de la región, el desarrollo económico, las nuevas exigencias, de que los jóvenes no estaban capacitados para continuar con los negocios familiares, del “amor a la educación” que había surgido años atrás, Bertha de Anda empieza a llevar a cabo varios estudios de mercado con la finalidad de contemplar la fundación de una universidad, que fuera propia para la Región de los Altos con un sistema vanguardista, que permitiera al alumno aprovechar al máximo su tiempo y capacitarlo profesionalmente para integrarlo inmediatamente al sector productivo; todo esto, lo contempló también, basándose en la experiencia directiva que tuvo tiempo atrás  en una universidad particular.  

Además anhelaba establecer dicha universidad en Tepatitlán, para evitar la fuga de cerebros y sin sangrar económicamente a las familias. 

Los estudios de mercadotecnia llevados a cabo en el 2002, mostraban que de las 22 preparatorias de la región, egresaban casi nueve mil alumnos anualmente, de los cuales sólo ingresaban poco menos de 500 al Sistema U de G. 

Reflexionaba que “Realmente no era posible admitir tanto talento desperdiciado en la región”, por lo que se emprendió un reto sin precedente, sin apoyos externos, pero convencida  de que Tepatitlán merecía ampliar la oferta académica a nivel superior. 

En el 2004 se concreta este proyecto y nace el  Centro de Estudios Superiores Tepatitlán A.C. (TECPATL) obteniendo los primeros permisos para las licenciaturas en Arquitectura y en Diseño Gráfico; quería abrir carreras que fueran imperantes para satisfacer las necesidades de la sociedad y “no carreras de escritorio”. Y un año más tarde, para Diseño de Interiores y Diseño Industrial. 

Afirma Bertha que todavía recuerda ese tiempo de esfuerzos y sacrificios, ya que sólo contaba con 3 alumnos en las dos carreras iniciales y sus maestros venían de Guadalajara, pero continuó con esta labor formadora, sin perder la esperanza. 

En el año 2006, se firma un convenio con la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) y se celebra en grande la inauguración de Único Tepatitlán. La Región de los Altos abre sus puertas a la familia Universitaria Autónoma con un innovador y exitoso sistema de Educación, que cubre las necesidades más apremiantes del sector salud, productivo y económico de la Región. En este año, se contaba solamente con 4 radiólogos y 3 terapeutas, por lo que se dio prioridad en abrir las carreras en el Sector Salud.

Bertha disfruta mucho de los logros de los alumnos, han ganado premios y reconocimientos a nivel nacional, “la calidad de la formación que han alcanzado nos enorgullece, los egresados han logrado ejercer su carrera con satisfacción y son reconocidos en la región y en el Estado”. 

En el Sector Salud, se ha estado apoyando a todos los DIF de la Región de los Altos con fisioterapeutas que atienden a pacientes con discapacidad, autismo, etcétera; en el Centro de Atención Múltiple se atienden a niños especiales, se ha capacitado a personal de enfermería en cuidados intensivos, en pediatría, en administración y docencia en hospitales con postécnicos con duración de un año y ocho meses, se ha extendido el apoyo al asilo Espacio Grato, para la tercera edad; se brindó apoyo al Hospital Regional y en su momento se tuvo presencia en el Centro de Salud, por mencionar algunos servicios.

Los estudiantes de Tecpatl, han ganado los primeros lugares en diseño de etiquetas para una Cervecería muy prestigiada, fueron finalistas en el concurso Dimueble 2015 en donde se reúnen diseñadores de talla nacional e internacional. Obtuvieron los primeros lugares en el concurso de diseño de cartel para la Feria Internacional del Huevo, participaron con un video mapping 3D en el desfile nocturno de la Feria de Tepabril 2016, y se han hecho publicaciones en revistas especializadas de diseño.

Recuerda también otro proyecto, el de la “Mini Granja” donde participaron alumnos de agronegocios, de diseño y de puericultura, con actividades  didácticas y recreativas y con propuesta innovadoras dirigidas a los alumnos de escuelas primarias, se atendían de 700 a 800 personas diarias durante la Expo Ganadera,  y con el esfuerzo y dedicación de todos los alumnos, la situaron segundo lugar a nivel nacional. “Esto lo hacía con la finalidad de enamorar a los niños de nuestras raíces y que se dieran cuenta de las ventajas y oportunidades que tiene la ganadería”.  

La licenciada de Anda está convencida plenamente de que la calidad educativa y el acceso de los jóvenes a ella, es uno de los pilares en los que se sustenta el desarrollo y progreso de los pueblos, por lo que este tema se debe atender por parte de las autoridades competentes tanto a nivel estatal, nacional e internacional.

Piensa que uno de los grandes retos que enfrenta la Región de los Altos, está relacionado con la generación de oportunidades para la población económicamente activa, incentivando a que ésta se afinque en nuestro terruño, favoreciendo un mejor ajuste entre el crecimiento y desarrollo que posee la región; pero para ello, es necesario que las personas responsables de generar esos nuevos escenarios estén altamente capacitados para la planeación, dirección y ejecución de programas que contribuyan a elevar las condiciones de vida de los habitantes. 

Derivado de lo anterior, señala, “es necesario que mi Universidad, continúe formando profesionistas que se caractericen por tener un espíritu emprendedor ante los procesos de cambio; promotores de la generación, innovación y modernización de empresas; que se enfoquen a desarrollar negocios sustentables y sobre todo que se formen con un alto sentido ético humanístico”


Para finalizar, comenta que el proyecto educativo de la universidad “es una meta que me fijé en mi vida, un sueño hecho realidad por el cual he luchado durante mucho tiempo y veo con mucho agrado el haberlo logrado. Agradezco la confianza para seguir con esta labor educativa formando hombres y mujeres de bien, con una educación centrada en valores y con la calidad académica que ha logrado prestigio a nivel nacional e internacional.  Uno de mis sueños hechos realidad”.

You Might Also Like

0 comentarios