Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Hugo se va a ir

Share on Google Plus







Con o sin revocación.

Con ratificación o sin ella.

Con el sí o con el no.

Lo pidan los priístas o sus correligionarios naranjas.

 Con morbo o de manera natural, el tema de la separación de Hugo Bravo de la presidencia municipal de Tepatitlán se va a dar. Tarde o temprano Hugo dejará su silla.

 No está en sus proyectos reelegirse como alcalde –aunque ahora ya puede hacerlo gracias a las reformas Constitucionales-. Tal vez, si el Partido Movimiento Ciudadano se lo pide, podría irse de campaña por una diputación a principios del año entrante.

 En tanto, si lo sugiere el PRI o si lo regula el regidor Alfredo Padilla, o si sus detractores lo impulsan con firmas o sin ellas en el “Facebook”; Hugo Bravo seguirá siendo alcalde, por lo menos este año 2017.

 Y es que el tema de que Hugo deje su silla sólo les interesa a dos o tres, a uno del propio equipo naranja, a uno del PRI y a uno que ya estuvo en la gorda, fea e inoperante burocracia tepatitlense. A los demás tepatitlenses, a la gran mayoría, nos da igual lo que el médico decida sobre su futuro político.

 Lo que sí nos importa, y mucho, es que el alcalde, en tanto se va o se queda, cumpla con su obligación de ser eficiente, transparente y responsable. Que corra a los holgazanes, que reduzca el gasto inútil, que exija a la policía mayor vigilancia, que ponga orden en la vialidad, que atraiga inversiones y genere empleos; que atienda el bacheo de las calles, que mejore las carpetas asfálticas, que surta agua suficiente a todos los barrios.

 Eso sí importa. Si se va o se queda, es un tema intrascendente.

 En el peor de los escenarios –para él- el 30 de septiembre del 2018 tendría que dejar su cargo y, con esa fecha, Hugo se volverá otro ciudadano más, igual que sus antecesores, con grupos que le quieran y grupos que no lo soporten.

 Entonces que el tema de revocación, ratificación o nominación, no le distraiga, que cumpla con lo que se comprometió, con lo que la ley le exige, con lo que el pueblo necesita.

 De la fecha de caducidad en su periodo, de eso el tiempo se encarga; aunque él no quiere, el tiempo pasa.

You Might Also Like

0 comentarios