Últimas Noticias:
Loading...
,

Un corazón amplio y universal

Share on Google Plus


Por el padre Miguel Ángel
padre.miguel.angel@hotmail.com

En su autobiografía, Mahatma Gandhi cuenta que, durante su periodo de estudiante en Sudáfrica, se interesó por los Evangelios y llegó a considerar seriamente la posibilidad de convertirse al catolicismo.

Para obtener mayores conocimientos, decidió ir hasta a iglesia del barrio donde vivía. Cuando llegó, un hombre le preguntó.

-¿Qué desea?

-Asistir a una misa -respondió Gandhi. Y pedirle alguna ayuda a Dios.

Gentilmente, el hombre le dijo:

-Por favor, vaya a la Iglesia que se encuentra a dos cuadras de aquí. Esta es solo para blancos.

Nunca más Gandhi fue a ninguna iglesia.

Cuánto daño ha hecho en todo el mundo el racismo que admite sólo algunas y excluye a otros por el color de la piel, por la condición económica, por la estatura, hasta por el color de los ojos.

Es muy importante quitar de nuestro modo de actuar cualquier actitud que excluya a alguien de nuestro trato humanitario y de manera especial cuando nos decimos que  somos creyentes en Jesucristo que ha ganado la salvación para toda clase de personas, pueblos y naciones del mundo entero.


Dios nos conceda a todos tener un corazón amplio y universal como el suyo.

You Might Also Like

0 comentarios