Últimas Noticias:
Loading...

¿Quién manda en Protección Civil?

Share on Google Plus


Por Víctor Manuel Mendoza Ocampo

   Durante años Protección Civil fue una dependencia seria, pero en este gobierno hay ahí una verdadera anarquía. Ya no se sabe quién manda en ese lugar, si Maricela Cortés González y Marcela Casillas, que no son más que secretarias pero que se sienten dueñas de la dependencia, o el médico Rubén Ramos Acuña que les ha permitido que ocupen su lugar.

   Las dos mujeres mencionadas no tienen el mínimo conocimiento de cómo se maneja una dependencia y se caracterizan por su despotismo; pero Ramos Acuña tampoco, no está mentalmente preparado para ser director de una dependencia como esa, ni tiene la condición física para dirigir una corporación de auxilio y rescate cuando se necesita; además de que se caracteriza por su intransigencia y su falta de sensibilidad.

   Ramos Acuña se echó Él mismo la soga al cuello, ya que en una ocasión iban a cambiar de adscripción a la secretaria Maricela Cortés, pero Él rogó para que no se diera el cambio. Ambas “jefas” no son bien vistas por la mayoría de quienes ahí trabajan, quizás a eso se deba que ya en ninguna dependencia las quieren, porque sólo llegan a causar problemas.

   Aunque en este caso concreto todo lo que ahí sucede se debe básicamente a la incapacidad de Ramos Acuña, el cual sólo se dedica a cobrar, y más actualmente que tiene varios días de no presentarse debido a una operación, según dicen en la espalda, ausencia que ha sido aprovechada por Maricela Cortés para ausentarse también de su trabajo (lo estará cuidando…), se dice que su ausencia se debe a que también se sintió mal, si su ausencia tiene una justificación médica está bien, le deseamos que se recupere, pero si no, se debe levantar un acta administrativa de abandono de trabajo si esta ausencia ha sido por más de tres días.

   El alcalde debería de tomar la batuta y poner las cosas en su lugar, pues entre Ramos Acuña y las dos “jefas” le están haciendo daño a su imagen. Del doctor Hugo Bravo sabemos de su nobleza, pero hay momentos en que esa nobleza debe dejarse de lado por el bien del municipio, y antes de que sea más tarde debe poner a estas mujeres en su lugar. Lo de Rubén Ramos Acuña es lamentable, francamente lastimoso que sea sólo un pelele en su oficina, por muchos años lo consideré un tipo inteligente, noble de corazón, pero poco a poco he ido descubriendo cosas que me dicen que no es exactamente así.

   Hoy mucha gente ha abandonado ya ese barco de Protección Civil porque carece de un buen capitán, y otros han sido corridos porque simplemente no quisieron ser lambiscones del director, lo que habla muy mal del doctor Rubén Ramos Acuña, cuyo prestigio que alguna vez tuvo hoy está por los suelos. Será que ya no tiene fuerzas para seguir en el servicio público, pero si es así más vale retirarse a tiempo y no estar dando de qué hablar… mal.

   Justo es señalar que a Maricela Cortés no le corresponde estar ahí, su base la tiene en Proveeduría, pero como ahí no la aguantaron la movieron a PC, por lo cual recibe un sueldo más alto que la mayoría de los que trabajan ahí, pues en Proveeduría el sueldo es mayor. Y con Marcela podrían hacer lo que quieran, pues ingresó últimamente, el ayuntamiento simplemente debe abrir una investigación sobre su conducta prepotente y tomar la decisión que sea necesario.


   Porque ya muchos se preguntan quién manda en Protección Civil, si Rubén Ramos Acuña (a quien le deseamos que recupere su salud pero que ya se dedique a otra cosa o a descansar), o Maricela Cortés y Marcela Casillas…

You Might Also Like

0 comentarios