Últimas Noticias:
Loading...
,

Un cerillo encendido

Share on Google Plus


Por el padre Miguel Ángel
padre.miguel.angel@hotmail.com

Cien mil personas se han reunido en el estadio “Memorial Coliseum” de Los Ángeles, California. El Padre Keller les está hablando. 

De pronto interrumpe su plática para informar: No se alarmen; ahora serán apagadas las luces. 

En efecto el estadio queda en profunda obscuridad. 

Mediante los magnavoces el padre Kéller explica: En este momento yo encenderé un cerillo; los que vean su luz digan simplemente “sí”.

En cuanto brilla aquel punto de luz, la muchedumbre grita: ¡SI! Y ahora el Padre Kéller explica: De manera semejante cualquier acto de bondad de cualquiera de ustedes brillara en las tinieblas de un corazón humano. Por pequeño que sea, aquel rasgo de bondad no puede pasar desapercibido. 

Luego el Padre Kéller agrega: Ustedes pueden hacer mucho más. Todos los presentes que tengan un cerillo enciéndanlo por favor.

De pronto la obscuridad se convierte en un centelleante mar de pequeñas llamas. 

-¿Están viendo ustedes? -concluye el Padre Kéller-. Todos juntos lograremos ahuyentar las tinieblas.

Siempre hemos comprobado que la unión hace la fuerza, porque no es lo mismo que yo solo luche por una buena causa, mientras las demás personas se queda con los brazos cruzados a que todos juntos luchemos por el bien.


Se nota en las familias cuando hay unión o desunión. Ojalá siempre oremos juntos y vivamos muy unidos.

You Might Also Like

0 comentarios