Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Cedieron, se dieron

Share on Google Plus


A un año de las elecciones y a casi dos de haber iniciado, la frustración de algunos funcionarios públicos de Tepa ya aflora en sus rostros.

El entusiasmo de “llegar al poder” de un puñado de antipanistas o antipriístas (cíclicos o anticíclicos) se ha desmoronado en tan solo 48 quincenas.

A estas alturas encontramos expresiones de agotamiento entre algunos funcionarios. Otros no hablan, pero ya no se mueven, se dieron por vencidos ante “la falta de apoyo”, la incomprensión, la falta de proyecto o, porque ser funcionario “no era lo que yo pensaba”.

Y no es fácil ser funcionario público. Mire que llegar a tiempo, cubrir un plan (o hacerlo) para atender a la gente. Librar las tentaciones de los sobornos o las prerrogativas del cargo. Tener información privilegiada, contactar a los empresarios o a los funcionarios “de alto nivel” y convencerlos de atraer obra e inversión al municipio, no es cosa fácil. ¡No cualquiera!

De esas azarosas reuniones, interminables pláticas, capacitaciones, juntas, rejuntas, informes, fichas, consejos y consejas, de todo eso se aprende, pero no sirve para cambiar el mundo, no como se pensó en la campaña, no como se les ilusionaron cuando les entregaron el nombramiento.

A dos años ya aprendieron algunos la forma de resolver los asuntos. Otros ya perdieron la inocencia. Algunos más ya encontraron el camino para hacerse de una que otra representación comercial, comisión por adjudicación o cómo hacerse sentir entre la población, a través de poner uno que otro obstáculo al ciudadano que desea resolver un trámite “por la vía legal” o por el camino correcto.

Queda un año y dos meses de ejercicio, pero debemos restar las precampañas, las campañas y la entrega-recepción.

Unos ya sienten que traen hueso para “la que viene”, otros ya quieren que esto acabe.

Unos ya se dieron con lo que les tocó de la democracia. Otros más, ya cedieron sus posiciones. Y en tanto la burocracia se entorpece entre los trámites y el desgano, el pueblo sigue buscando cómo ganar más dinero para pagar sus impuestos y seguir manteniendo a la gorda, fea y cada día más inoperante burocracia.

You Might Also Like

1 comentarios

  1. Hay quitarles la gallina de los huevos de oro y que ganen un salario digno, que este en el puesto el que realmente lo haga por servir a su tierra y no servirse de ella ó a los intereses de unos cuantos.

    ResponderEliminar