Últimas Noticias:
Loading...
, , ,

Decisiones por tomar

Share on Google Plus


Este domingo que pasó pude ver un módulo instalado en la plaza principal de Arandas, donde estaban convocando a la gente para que utilizara el equipo ahí instalado para emitir una votación relacionada con varias obras que fueron propuestas por el Ayuntamiento.

La idea es buena, porque le dan al pueblo la oportunidad de votar en favor de algunas de las obras ahí propuestas y así poder tomar en cuenta la opinión de la gente en relación a la prioridad que se les debe dar a la construcción de esos proyectos.

Sin embargo, aunque la propuesta es buena no recuerdo haber visto que entre las obras sugeridas se encontrara alguna que tuviera relación con los problemas de encharcamientos e inundaciones que en algunas zonas de nuestra ciudad se presentan cuando las tormentas copiosas aparecen.

Tenemos el ejemplo de la tormenta de la semana antepasada, cuando durante la tarde estuvo lloviendo con fuerza durante un buen rato, inclusive con granizo, y partes de la ciudad se tornaron un caos vial, un viacrucis para los peatones que no podían cruzar las calles y también para los habitantes de algunas casas en las cuales el agua penetró al interior.

Me refiero a zonas como la colonia Vivanco y el fraccionamiento Blanca Flor, que reciben las descargas de aguas pluviales por sus calles, las cuales se convierten en arroyos que van de lado a lado y suben en ocasiones hasta el nivel de las banquetas, arrastrando a su paso grava, arena, lodo y hasta pedazos de ramas y troncos. Particularmente la calle Ponciano Arriaga, desde el INADEJ hasta la calle Gardenia, no obstante la amplitud de dicha calle el agua casi sube a las banquetas. Además, todo este caudal por diferentes calles paralelas va a parar a la calle María Ramírez, por un costado de la Unidad Deportiva Díaz Ordaz en donde sí se construyó hace algunos años un colector que libra de inundaciones a la Secundaria Cuauhtémoc y la zona de la Unidad Administrativa y la Central Camionera.

En la zona de la Colonia Lagunitas ha sido paliado este problema con la construcción de colectores que minimizan las inundaciones, lo que no ocurre con la zona del Panteón Viejo por la calle Ponciano Arriaga y “sus afluentes”.

Ojalá que no escape a la atención de las autoridades la proyección y construcción lo más pronto posible de un colector suficiente en la Ponciano Arriaga.

El problema es que pasa el temporal de lluvias y todo mundo se olvida del problema que surge cíclicamente año con año, ya es urgente hacer algo al respecto.

Nos leeremos en la próxima entrega.

You Might Also Like

0 comentarios