Últimas Noticias:
Loading...
,

Por ser edificio histórico, nadie repara la escuela

Share on Google Plus


Se cae el techo

• Para arreglarla, se necesita primero un permiso del INAH

• Las clases tuvieron que ser suspendidas por las lluvias

Estar asentados en edificio considerado “histórico” ha sido una desgracia para los alumnos y maestros del jardín de niños Aquiles Serdán, pues con este motivo las autoridades escolares se han lavado las manos para no tocar ni dar mantenimiento al inmueble, cuyo techo está a punto de caerse y permite que el agua de las lluvias moje todo lo que haya dentro de los salones.

De acuerdo con la directora Olivia Becerra Márquez, el problema de las goteras ya tiene años y el inmueble necesita una reparación integral, pero ninguna autoridad se ha querido hacer cargo y solo se hacen trabajos menores, como impermeabilizar la azotea.

Las impermeabilizaciones duran unos meses y normalmente aguantan un solo temporal, por lo que para el siguiente año, si no se volvió a sellar la loza de la azotea o se hizo de forma ineficiente, el agua de las lluvias se filtra y daña todo lo que esté bajo techo, como ocurre este año y por el mismo motivo se tuvo que adelantar el fin del ciclo escolar, pues Protección Civil visitó las instalaciones y consideró que sería riesgoso usar el edificio en esas condiciones.

La directora explica que por años ha solicitado a las autoridades estatales y municipales que los apoyen para reparar los desperfectos, pero solo se hacen arreglos superficiales que no son permanentes.

La razón por la que no se interviene profundamente el edificio de la escuela es porque éste está considerado como histórico y por lo tanto ninguna autoridad puede hacer algún arreglo o modificación si no es con permiso del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Sin embargo el INAH está más bien ocupado con construcciones de mayor importancia pública, como iglesias, monumentos o inmuebles prehispánicos.

Lograr que la mencionada dependencia federal se interese por la suerte de la escuela en Tepa y destinar recursos para que sea reparada, implicaría muchas gestiones y esperar a que pase un buen tiempo hasta que pudiera lograrse el apoyo.
Lo llamativo del edificio para el INAH sería la forma ondulada de su techo, misma que ahora presenta goteras y para evitarlas habría que sustituir dicha parte y usando las técnicas y estilos originales con las que se construyó por primera vez.


En cuanto a las autoridades municipales, el director de Educación, Armando Preciado, sostuvo una reunión con maestras y padres de familia y el funcionario explicó la situación, pero se comprometió a apoyar a la escuela con mano de obra si se lograra que el gobierno federal diera la autorización para arreglar el inmueble.

You Might Also Like

0 comentarios