Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Hacer del gobierno la caja chica

Share on Google Plus


Dice un comercial que quien nada debe, nada tiene.

Contratar un crédito no tiene nada de extraño en un sistema capitalista como el nuestro. De hecho, en economías como la mexicana, sin el apalancamiento del crédito no podrían subsistir varias empresas, industrias y hasta familias.

El crédito es una herramienta sensacional, para quien lo necesita y para quien lo otorga.
En estos días ha corrido la versión de los créditos personales que otorgó el ayuntamiento a algunos selectos colaboradores de la actual administración naranja.

Gente que sin trayectoria partidista y que nada le debe al partido Movimiento Ciudadano aprovechó la ocasión de acudir al área de Personal para que vía la Tesorería le otorguen dinero con pagos facilitos y sin intereses.

Poco o nada se ha sabido de este tema. Están por darlo a conocer gente ligada al Partido Acción Nacional. No sabemos de montos ni de nombres aún, pero será todo un explosivo que le entregarán al alcalde Hugo Bravo, justo antes de que se someta a la ratificación de mandato.

¿Es malo acudir a un derecho laboral, como es la solicitud de anticipar sueldos?, definitivamente no. Es legal, es un derecho, pero hacerlo a “escondidas” o “sin transparencia” siembra dudas, provoca preguntas.

Un empleado cualquiera puede acudir al banco -si le pagan vía nómina electrónica- y pedir un préstamo. Le cobrarán cerca del 60% de interés anual. Ese mismo empleado puede sacarle una parte a su AFORE como préstamo para su boda o en periodo de desempleo; pero lo hace a costa de su fondo del retiro.

El escenario es diferente para el empleado del gobierno -no para cualquiera, claro-; para esta nueva burguesía naranja está el préstamo personal sin intereses de Tesorería, vía Oficialía Mayor. Tienen los préstamos del Instituto de Pensiones, con tasas entre el 4.5% y el 6%; además, pueden acudir al banco a donde les depositan y solicitar otro préstamo; ese sí, con condiciones de la banca.

Este tema de los préstamos personales sin intereses, de que gozan algunos funcionarios de primer nivel del gobierno de Tepatitlán es, además de una perla del reflejo utilitarista que le dan los “ciudadanos” al gobierno, un buen tema para el pleito electoral que se avecina.

Ahora toma forma aquella lapidaria frase que recetaban a los flojos de mi barrio: “que te mantenga el gobierno”

You Might Also Like

0 comentarios