Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Narro me parece viable

Share on Google Plus


No le conozco, ni a él ni a los demás.

Sé de ellos por lo que dicen las crónicas periodísticas sobre sus trabajos.

Mi opinión es simple y está alejada de las cúpulas donde se tomarán las decisiones. De hecho, ni siquiera sé si tenga o no posibilidades, pero en el amplio panorama de los aspirantes, suspirantes, deseosos y ganosos de las candidaturas para ser el próximo Presidente(a) de México, el actual secretario de Salud, José Narro Robles, me parece una persona correcta para que pudiera llegar a esa posición.

¿Por qué Narro?

Lo recuerdo como Rector de la UNAM en momentos muy complejos, con huelgas, conflictos internos, liderazgos estudiantiles extremistas, marchas y manifestaciones de los Pumas. Sacó a la UNAM del conflicto y le devolvió la aparente calma en la que “vive” en ese monstruo que es la Ciudad Universitaria.

Luego, Narro llegó a suplir a la titular de la Secretaría de Salud federal, Mercedes Juan.
Ha estado en Tepa una, tal vez dos ocasiones.

No le conozco personalmente, no he cruzado palabras con Él, pero escuchándole, leyéndole, considero que es un tipo honesto; creo que a su edad ya no aspira a ser el “rey de las redes sociales”; creo, por su trayectoria, que es de esos mexicanos que ya no requiere tomar decisiones para quedar bien, para escalar en la esfera social.

Ante la vorágine de políticos acelerados, que llevan prisa, mesiánicos que se aferran al poder, o los que dicen que ellos tienen fórmulas mágicas para solucionar problemas de la Nación, José Narro Robles parece la antítesis de esos rostros atufados de políticos contemporáneos.

Por eso me atrevo a poner a consideración del lector a ese personaje que hoy aparece en el escenario de los posibles candidatos.


No sé si él quiera. No sé si le dejen o le inviten. Tampoco sé si sería buen candidato. Lo que creo es -por lo que he leído y escuchado de él-, que un perfil así, con sus características, podría venirle bien al país. No lo sé, tal vez desde ranchos como Los Altos de Jalisco, debiéramos comenzar a pensar, a empujar, a figuras diferentes a las que los partidos nos quieren vender o imponer para satisfacer sus pretensiones. Tal vez no logremos mucho, o no logremos nada; pero la expresión de nuestras ideas las dejamos claras, como cada semana, lo hacemos en este espacio.

You Might Also Like

0 comentarios