Últimas Noticias:
Loading...
, , ,

Sí hay avances

Share on Google Plus


Los medios de comunicación, todos en general, somos criticados por funcionarios y políticos porque aducen que solamente nos fijamos en todo lo malo que existe en cualquier ámbito, sin poner atención a lo bueno que en algunas áreas se ha hecho.

Particularmente en las gestiones de los presidentes municipales cuando de hacer obras se trata, pero creo que eso es una verdad a medias. En principio, ni todos somos anti gobiernistas, ni pro gobiernistas.

Se supone que la ética profesional de cada periodista tiene que ponerse en práctica. El periodismo serio debe tener como ingrediente prioritario en su ejercicio la objetividad, la crítica, el análisis y por supuesto el reconocimiento de las cosas que se hacen bien, pues es justo reconocer que ni todo es tan malo ni tampoco tan bueno.

En el caso de Arandas debe reconocerse que hay buenas intenciones por parte del maestro Salvador López Hernández en lo que se refiere a buscar soluciones a la problemática que enfrente un municipio como es Arandas, complejo, dinámico, crítico y un poco frío en su participación.

Arandas cada vez más, en temporadas de fiestas y vacaciones, es visitado por miles de personas que gustan de venir a visitarnos y dejan una derrama económica muy importante para el comercio y los servicios, pues hoteles, restaurantes, centros de diversión y otros, son escogidos por los visitantes.

Pero es justo reconocer que esto no sería posible si la autoridad no tuviera el cuidado de que éste municipio no sufra los índices de violencia y criminalidad que aquejan a varios vecinos de esta zona y del país.

De igual manera debe tomarse en consideración que el Presidente Municipal se ha esforzado para conseguir y bajar recursos tanto del gobierno federal como del estatal para abocarse a la solución de problemas y realización o consecución de obras. Algunos baches que había por lass calles de la ciudad no fueron tapados solamente con grava o asfalto, sino que aunque costara más dinero se arreglaron de fondo y con concreto hidráulico, lo que garantiza la solución del problema por años. Que sigue habiendo baches por otras calles de la ciudad, es innegable, pero lo malo sería que hubiera recursos económicos disponibles y no se aplicaran por ejemplo en las calles Obregón y Morelos, que en algunos tramos son las más dañadas. Se hace hasta donde alcanza el dinero.

Tampoco debemos cerrar los ojos y sí reconocer las inversiones que se han hecho en pavimentaciones y reparaciones de las carreteras hacia Jesús María, a Agua Negra y a Betania, en donde las labores de bacheo han sido frecuentes y efectivas.

Y ni qué decir de las excelentes condiciones que guardan los Libramientos Norte y Sur que permiten el paso de vehículos pesados que de tal manera no tienen por qué entrar a la ciudad complicando el flujo vehicular y dañando, por su peso el pavimento de las calles.

Poco a poco se ha ido avanzando y sería mezquino no reconocerlo, porque no ha sido casualidad lo hecho hasta el momento, por ello debemos continuar con una crítica que sea constructiva y señale las cosas que no están bien, que no han funcionado.

Una de ellas, es precisamente la contaminación auditiva a la que no le han puesto freno con tanto perifoneo con elevados decibeles, la permisividad de vehículos circulando con el estéreo a todo volumen y que debiera ser sancionado o por lo menos advertido a los conductores y finalmente las motocicletas que continúan circulando a excesiva velocidad por las calles y además con escapes ruidosos.

Es hora de que Vialidad les ponga freno a ambos.

Nos leeremos en la próxima entrega.

You Might Also Like

0 comentarios