Últimas Noticias:
Loading...
, ,

No traen nada

Share on Google Plus


Del pírrico resultado de la ratificación de mandato deberá dar cuentas quien lo propuso, lo hizo y no le salió.

El alcalde salió librado, con pocos, muy pocos votos, pero librado.

El peso lo trae ahora su partido, el Movimiento Ciudadano. A ellos, los líderes, les toca hacer crecer esos números, si quieren repetir en el gobierno, pues con tres mil votos no alcanzan a ganar una elección constitucional. Ese tema ya no le toca al Presidente, le toca a quien manda en su partido.

En respuesta a ese débil ejercicio, los otros dos partidos con vida en Tepa, el PAN y el PRI han querido hacer leña del árbol caído, pero sin ton ni son. Sus discursos son igual de pobres como los resultados del MC en su ratificación.

El PRI y el PAN tuvieron una oportunidad de oro el domingo pasado para hacerse sentir. ¿Qué hubiera pasado si esos grupos llevasen mil o dos mil votantes por el No?

¿Y si el alcalde hubiera alcanzado apenas cien o 200 votos de más con el SI?

PRI y PAN pudieron acarrear gente para el NO, y meterle presión al MC y a su gobierno. Hacerle sentir la presión social. Encausar el malestar que, dicen sus escritos, el pueblo trae con el actual gobierno.

Pero prefirieron sentarse, esperar, tener textos para difundir; en lugar de hacer política, de movilizar a sus militantes a hacer presión, a ejercer.

Con el ejercicio del domingo -le guste a quien le guste-, lo más rescatable no es que Hugo Bravo regresó con el sí en su bolsillo, no.

Lo más notable es que, como partido, el Movimiento Ciudadano ya supo cuánto pesa, cuánto trae en procesos electorales. Sin el respaldo de los renegados panistas y los infieles priistas, la próxima elección no la podrá ganar.

El MC trae, en Tepa, una base de unos 3 mil votos. El PAN trae una base de 6 mil, igual que el PRI. Los demás votos que pueden alcanzar tendrán que ir por ellos, para llegar a los 20 mil que requieren para ocupar la presidencia municipal.
Con el domingo pasado arrancó la campaña electoral. Y que nadie que se precie de ser político se diga sorprendido, ni extrañado.

You Might Also Like

0 comentarios