Últimas Noticias:
Loading...
,

Demostrar amor

Share on Google Plus


Había un niño de la India que fue enviado por sus padres a un internado. Antes de ser enviado, este muchacho fue el alumno más brillante de su clase. Era el primero en todo. Él era un campeón.

Pero el muchacho cambió después de salir de casa. Sus notas empezaron a desmejorar. Odiaba estar en el grupo, estaba solo todo el tiempo. Hubo momentos tan oscuros que hasta pensaba en el suicidio. Todo esto porque se sentía inútil y que nadie lo amaba.

Sus padres comenzaron a preocuparse por su hijo, pero incluso ellos no sabían lo que estaba mal con él. Así que su papá decidió viajar a la escuela y hablar con él.

Se sentaron en la orilla del lago, cerca de la escuela. El padre comenzó haciéndole preguntas ocasionales acerca de sus clases, los profesores y los deportes. Después de un tiempo su padre dijo, ¿Sabes hijo, la razón por la que estoy aquí hoy? 

El joven contestó: ¿para comprobar mis calificaciones?”

-“No, no” -su padre respondió-: “Estoy aquí para decirte que eres la persona más importante para mí. Quiero verte feliz, a mí no importan las calificaciones, me importas tú, me preocupo por ti y me importa tu felicidad. ERES ES MI VIDA”.

Estas palabras causaron que los ojos del muchacho se llenaran de lágrimas. Abrazó a su papá y se mantuvieron en silencio por un largo tiempo, no había nada más que decir.

Ahora el muchacho tenía todo lo que quería. Sabía que alguien en esta tierra se preocupaba por él y le amaba profundamente. Significaba el mundo para alguien.

Hoy este joven está en la universidad y es el mejor de su clase. Nadie le ha visto triste jamás.

Muchas gracias papá, tú también eres es mi vida…


¡Hay que demostrar el amor a los hijos!

You Might Also Like

0 comentarios